Washington eleva nivel de emergencia por protesta de nacionalistas blancos

4

La alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser elevó el jueves el nivel de emergencia de la ciudad antes de un mitin nacionalista blanco planificado para este fin de semana frente a la Casa Blanca, que se espera atraiga a cientos de contra-manifestantes.

El mitin en el Parque Lafayette, el domingo, se produce en el aniversario de una manifestación nacionalista blanca en Charlottesville, Virginia, que dejó una mujer muerta y decenas de heridos.

La orden de Bowser, anunciada en una conferencia de prensa el jueves por la tarde, activa el centro de operaciones de emergencia del Distrito de Columbia y facilitará el trabajo de la ciudad con las agencias federales y estatales para responder incidentes, según la oficina del alcalde.

Bowser, que habló en la Congregación Adas Israel en Northwest DC, citada por la emisora local WTOP, dijo que los participantes de la llamada manifestación “Unite the Right 2” estaban “viniendo a nuestra ciudad con el único propósito de propagar odio”.

Al mismo tiempo, la alcaldesa dijo que la ciudad tenía el deber de proteger los derechos de la Primera Enmienda (libertad de expresión)de los participantes y garantizar la seguridad pública.

La policía de DC, está trabajando con la policía de parques de Estados Unidos y otras agencias para mantener la paz.

Se espera que más de dos mil personas asistan a la contra-protesta frente a un grupo de 400 nacionalistas blancos permitidos.

A pesar de que el permiso para la concentración de “Unite the Right 2” fue aprobado el jueves, la policía de D.C. y la policía del área han estado preparando un plan de respuesta durante meses; uno que se basa principalmente en lo que no funcionó en Charlottesville.

“Estamos utilizando una serie de técnicas para mantenerlos separados … Por lo general, no nos gusta hablar de ellos porque no queremos dar a nadie que quiera venir aquí y crear un problema, una oportunidad para pensar en como contrarrestar las tácticas que vamos a estar utilizando “, dijo el jefe de policía de DC, Peter Newsham.

Los agentes tendrán como objetivo mantener separados a los manifestantes y contra-manifestantes durante la totalidad del evento, pese a que ambos grupos han recibido permiso para reunirse en el Parque Lafayette.

La policía planea cerrar las aceras cerca de la Casa Blanca y establecer una “zona de amortiguación” dentro del parque que mantendrá separados a los grupos y ayudará a “reducir la tensión entre los dos grupos a medida que ocurren”, dijo el Servicio de Parques Nacionales en uno de los permisos entregados a los contra-manifestantes, según WTOP.

Los esfuerzos anunciados en D.C. ocurren un día después de que el gobernador de Virginia Ralph Northam declarara el estado de emergencia en el estado, una medida que permite a la Guardia Nacional ayudar en los esfuerzos de seguridad en la ciudad de Charlottesville.