10 canciones para poner la perfecta banda sonora a la Nochevieja

Actualizado 31/12/2017 10:59:19 CET

   MADRID, 31 Dic. (EDIZIONES) –

   Parecía casi imposible pero ya es 31 de diciembre de 2017. Y muy pronto será 1 de enero de 2018. El frenesí del festejo y la celebración hará que todo suceda en un cerrar y abrir de ojos, como una operación a corazón abierto, aunque tal vez con algo menos de peligrosidad.

   Para ir fluyendo adecuadamente durante tantas horas de amigos, familiares y archienemigos, nada mejor que una banda sonora tan ecléctica como los sentimientos que se desbordan tradicional e inevitablemente con el cambio de numerito en el calendario.

   Emotividad dislocada, rock bailón, despreocupado nihilismo, tonturronas melodías pop, épica esperanzadora… de todo un poco y un poco de todo desde ya mismo hasta la medianoche, preparándonos así para el inminente cambio de año.

CELINE DION: ANOTHER YEAR HAS GONE BY

   Para empezar la tarde, Celine nos pone un poco melosos, melancólicos y cursis. “So many 25th’s of December, Just as many 4th of July’s, and we’re still holding it together, It only comes down to you and I”, canta ella, siempre tan intensa. Y se queda más ancha que larga. Aunque la culpa es de Bryan Adams (oh claro), compositor del tema.

ELLA FITZGERALD: WHAT ARE YOU DOING NEW YEAR’S EVE?

   Clásico compuesto en 1947 por Frank Loesser e interpretado por centenares de artistas, entre ellos la gran Ella Fitzgerald, quien se pregunta, entre melancólica y derrotada, quien te estará abrazando cuando llegue el nuevo año.

SNOOP DOGG: NEW YEARS EVE

   Cambiamos diametralmente de registro para apartarnos de los clásicos y acercarnos al hip hop de Snoop Dogg, que en esta ocasión trata de seducir a una mujer con el argumento de que en Nochevieja puede y debe pasar de todo. “On New Year’s Eve And I do believe On New Year’s Eve We can make it We can live forever”, canta.

   WENDY & LISA: THE CLOSING OF THE YEAR

   Wendy & Lisa comenzaron su carrera a principios de los ochenta como parte del grupo The Revolution de Prince. Bajo su ‘protección’ iniciaron camino propio en 1987 y este ‘The Closing of the Year’ es uno de sus grandes éxitos. Balada melosa para repartir abrazos.

MANOLO CARACOL: NOCHEVIEJA

   “El año viejo se va y el nuevo viene naciendo, las 12 para las 12 a tres perrillas las vendo. Cada uvita es una estrella que baja del cielo a verte tu carita es un sol bañaíto por la luna”, canta el legendario cantaor flamenco sevillano, hablando de racimos.

MECANO: UN AÑO MÁS

   Mecano es uno de los nombres sagrados del pop español del siglo XX y, por ello, tienen incontables clásicos. Pero seguro que este lo escuchas más de una y de dos veces estos días. Venga, que te la sabes de sobra: “En la Puerta del Sol como el año que fue, otra vez el champagne y las uvas y el alquitrán, de alfombra están…”

R.E.M.: IT’S THE END OF THE WORLD AS WE KNOW IT

   Ahora que estábamos entonados y cogiendo la dirección correcta, aparecen los nihilistas apocalípticos de cada Nochevieja, esos que siempre sienten en lo más profundo que el mundo al fin explotará en mil pedazos. Vale, no es una canción sobre la nochevieja exactamente, ¿pero acaso no es cierto que cada vez que cambiamos de año parece el dichoso fin del mundo?

EUROPE: THE FINAL COUNTDOWN

   Aún sin saber si efectivamente el mundo se acaba o tendremos que seguir batallando otra temporada más, los teclados de la cuenta atrás definitiva de Europe nos ponen firmes. Y que pase lo que tenga que pasar, racimo en mano.

   GEORGE THOROGOOD & THE DESTROYERS: NEW YEAR’S EVE PARTY

   Un rock clásico y trotón de esos de menear las caderas sin pausa, de calentamiento para el brindis definitivo. Buen rollo exponencialmente disparado porque esta noche hay una fiesta le guste o no a Celine y a su amiguito Bryan. Es momento para el festejo y la celebración y ya no hay marcha atrás.

RAPHAEL: MI GRAN NOCHE

   Uno de los grandes clásicos de Raphael, que vale en realidad para cualquier noche prometedora. Pero convengamos que concretamente la del cambio de cada año tiene siempre ese aura de especial jubileo. Ideal escucharla, cantarla y bailarla antes de que llegue el inevitable fundido en negro después de tanto chin chin.

Loading...