Algunas salas se ven obligadas a advertir sobre una escena de Star Wars: Los últimos Jedi

29
Actualizado 23/12/2017 15:26:57 CET

MADRID, 23 Dic. (EDIZIONES) –

Algunas salas se han visto obligadas a tomar precauciones con Star Wars: Los últimos Jedi, tras una serie de quejas por parte de los fans durante las proyecciones de la cinta. Las protestas han surgido como consecuencia de una escena de la película donde se elimina el sonido, ante lo que han decidido avisar de que se trata de una decisión creativa intencionada que nada tiene que ver con el funcionamiento de los equipos de sonido.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

En uno de los momentos clave de la película, durante la huida de la flota de la Resistencia, el grupo liderado por Leia decide abandonar su nave crucero para poder llegar más rápido al planeta en el que buscaban refugio. La Vicealmirante Holdo, interpretada por Laura Dern, decide sacrificarse por el grupo y quedarse en la nave principal en un intento desesperado por ganar tiempo.

Tras ver que las pequeñas cápsulas de escape de sus compañeros estaban siendo fulminadas por el fuego de la Primera Orden, Holdo decide activar la velocidad de la luz y colisionar directamente con ‘Supremacía’, la nave insignia del Líder Supremo Snoke. Rian Johnson decidió que ésta escena no tuviese sonido, en un intento de captar toda la atención de los espectadores, sin embargo, más de uno lo interpretó inicialmente como un fallo de sonido de la sala.

El actor Paul Scheer ha compartido una imagen en redes sociales de uno de los avisos previos que algunas salas se han visto obligadas a exponer. En él, se asegura que no hay errores, y que todo ha sido decisión del director. Incluye incluso el código de tiempo en el que ocurre.

Teniendo en cuenta que son únicamente 10 segundos de silencio los que componen la escena, puede considerarse una queja ridícula, aunque vista la reacción de algunas salas parece claro que han sido muchos los fanáticos que se sorprendieron inicialmente por la decisión tomada por Rian Johnson.