¿Amenaza la minería submarina al pulpo Cásper?

Cásper es el nombre que se le ha dado a una especie de pulpo descubierta este año y que aún carece de nombre científico. [NOAA Office of Ocean Exploration and Research, Hohonu Moana 2016]

En marzo de 2016, la imagen de un pulpo dio la vuelta al mundo. No solo a sus descubridores les recordaba al amistoso fantasma Casper, sino a muchos más. Como aún está pendiente una primera descripción, carece todavía de nombre científico. Tras fotografiarlo un robot submarino a control remoto, adquirió rápidamente fama mundial. La especie parece ser una especialista del medioambiente, como Autun Purser, del Centro Helmholtz de Investigaciones Polares y Marinas, y sus colaboradores escriben en Current Biology. Pone los huevos en fragmentos muertos de esponjas que se asientan sobre nódulos de manganeso. Según Purser, «las hembras probablemente se sientan sobre los huevos hasta que están incubados, y pueden pasar años».

Que esas esponjas solo medren en unas pocas y muy delimitadas zonas, en las cuales están presentes los nódulos minerales, es posible que esté poniendo en peligro al octópodo, se temen los científicos. Esas regiones se encuentran en el punto de mira de las compañías de minería submarina, que querrían explotar pronto esas formaciones ricas en mineral aprovechable. Los nódulos de manganeso crecen de modo parecido a como crecen las perlas: los minerales se van depositando lentamente sobre una especie de núcleo de condensación y van acumulándose paulatinamente. Hasta que los nodos alcanzan tamaños explotables pasan varias decenas de miles de años, cientos de miles incluso. Una explotación minera destruiría ese ecosistema de las profundidades oceánicas para un largo tiempo, o al menos lo dañaría sensiblemente. Los robots submarinos del equipo de Purser muestran que los pulpos abundan en los campos de nódulos de manganeso, pero apenas si se los ve fuera de ellos.

Más información en Current Biology

Fuente: spektrum.de / Daniel Lingenhöhl

Loading...