Dolores O’Riordan dijo en una entrevista en 2014 que se conformaba con llegar a cumplir 50 años

13
Actualizado 16/01/2018 13:23:53 CET

MADRID, 16 Ene. (EDIZIONES) –

La muerte este lunes a los 46 años de Dolores O’Riordan (Limerick, Irlanda, 1971) ha provocado una enorme conmoción entre sus miles de fans y entre sus compañeros de profesión.

La líder de The Cranberries falleció de manera súbita e inesperada mientras se encontraba en Londres para una sesión de grabación con el grupo Bad Wolves, que finalmente no pudo llevarse a cabo.

A la espera de conocer exactamente los motivos de su fallecimiento, huelga recordar que The Cranberries habían cancelado la mayoría de conciertos previstos para 2017 por dolores de espalda de la vocalista, algo que ya sucedió también en 2016.

Además, O’Riordan desveló en 2014 que había sido diagnosticada con trastorno bipolar, en una época de su vida en la que acabó ante el juez por supuestamente agredir a una azafata durante un vuelo, por lo que tuvo que pagar una multa de 6.000 euros para evitar la cárcel.

A esto hay que añadir que la cantante sufría episodios de insomnio y paranoia derivados de su traumática separación de su marido Don Burton. Precisamente fue en aquella turbulenta época cuando la artista llegó a afirmar en una entrevista al diario irlandés Independent que se conformaba con llegar a los 50 años.

En dicha entrevista, el periodista relata su encuentro con Dolores en diciembre de 2014 en Dublín, en el que la vio en buena forma y contenta con sus planes de futuro, comparando ese estado de optimismo con el que la cantante tenía la anterior vez que la vio, apenas un mes antes, y resultaba “imposible mantener una conversación con ella”.

En ese encuentro previo el periodista llegó a temer por la vida de O’Riordan y le sugirió “ver a alguien”, a lo que ella respondió: “Claro, soy una consejera. ¿No estoy asesorando al mundo? ¿No lo hago después de sanar a miles de millones de personas en todo el mundo? Hablo conmigo misma. Me hablo a mí misma en el espejo”.

Y aún añadió entonces: “Esto no es tu culpa. Y te amo. Sé amable contigo mismo y relájate. Porque no voy a vivir tanto. Tengo 43. Si llego a los 50, seré feliz. Es decir, la gente te mira y ve un producto. No ven un alma, sino un agujero vacío“.

El segundo encuentro entre periodista y artista tuvo lugar apenas seis semanas después de esas inquietantes reflexiones, con motivo de la promoción de su nueva banda al margen de The Cranberries, D.A.R.K., en la que trabajaba junto al bajista de The Smiths, Andy Rourke, y DJ Ole Koretsky.

“Cuando nos vimos hace un mes, yo era como un sandwich de queso con el queso derritíendose. ¡El quesó terminó cayendo al suelo! Somos humanos, después de todo. Me lo estoy tomando día a día ahora, pero quiero agradecer a toda esa gente que no me juzgó”, añadió O’Riordan echando la vista atrás.

Por último, agrega: “No estaba bien. Estoy bien de nuevo ahora. He tenido una gran ayuda y apoyo de la gente que me quiere. Mi madre ha sido genial. Mi hermano PJ es mi pequeño ángel. He recibido mucha ayuda. No creo que me haya sentido tan cuidada antes. No dormí durante meses, me estaba automedicando y tomando demasiadas pastillas para dormir”.