El Guggenheim ofrece a Trump un váter de oro como respuesta a la solicitud del presidente de tomar prestado un Van Gogh

25
Actualizado 26/01/2018 17:22:00 CET

   El cuadro ‘Paisaje con nieve’ estará expuesto en Bilbao a partir de septiembre

   MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) –

   El museo Guggenheim ha declinado la petición de la Casa Blanca que solicitó el cuadro ‘Paisaje con nieve’ de Vincent Van Gogh (1888) para decorar la residencia privada del presidente Donald Trump y su esposa Melania. En su lugar, la comisaria del museo, Nancy Spector, ofreció al mandatario un retrete bañado de oro de 18 kilates titulado ‘América’, según ha informado el periódico estadounidense The Washington Post.

   “Lamentamos no poder responder su petición original, pero esperamos que esta oferta pueda ser de su interés“, ha respondido Spector en el email de respuesta. Los críticos han descrito la pieza como una sátira dirigida al exceso de riqueza en Estados Unidos.

   El retrete, obra del artista contemporáneo Maurizio Cattelan, ha estado expuesta durante un año en un aseo de uso público para los visitantes de la quinta planta del museo.

   Sin embargo, según el email al que habría tenido acceso ‘The Washington Post’, la exposición ya ha terminado y el retrete está disponible, “en caso de que el presidente y la primera dama tengan interés en instalarlo en la Casa Blanca“.

   “Al artista le gustaría ofrecer la obra a la Casa Blanca como parte de un préstamo a largo plazo“, habría escrito Spector en el email, quien según el periódico, habría criticado a Trump en anteriores ocasiones. “Por supuesto, es de enorme valor y algo frágil, pero podemos hacerle llegar todas las instrucciones para su instalación y cuidado”, proseguía el comunicado.

   Además, fuentes del museo Guggenheim de Bilbao, han confirmado a Europa Press que el cuadro que solicitó el presidente de Estados Unidos no podía prestarse porque “ya estaba comprometido”. ‘Paisaje con nieve’ formará parte de la exposición ‘De Van Gogh a Picasso. El legado Thannhauser’, que comienza el 21 de septiembre en la ciudad vasca.

   Según el museo, esta exposición estaba “acordada” desde la firma del acuerdo de renovación entre la Fundación Solomon de Nueva York y la Fundación Guggenheim Bilbao, que tuvo lugar en diciembre de 2014.

   La muestra reunirá un total de 50 obras de pintores expresionistas, postimpresionistas y de los primeros maestros modernistas, como Paul Cézanne, Edgar Degas, Édouard Manet, Pablo Picasso y Vincent van Gogh y supondrá, según la institución, “la primera vez en Europa que se muestra la colección de la familia Thannhauser en bloque”.

    Las obras del legado ponen de relieve el interés vanguardista de liberar al arte de las técnicas y los géneros académicos para explorar los efectos transitorios de la naturaleza y los temas urbanos a través de recursos estilísticos como las pinceladas ligeras o las composiciones inusuales.

   El artículo del medio americano recuerda la tendencia de los presidentes de pedir prestadas ciertas obras de arte para decorar el despacho Oval de la Casa Blanca, así como algunas habitaciones de la residencia privada de los mandatarios.

   Según ‘The Washington Post’, el museo Smithsonian prestó a Kennedy durante su mandato el ‘The Smoker’ de Eugène Delacroix, mientras que los Obamas eligieron obras de Mark Rothko o Jasper Johns.