El verano más difícil de Passos Coelho: su mujer sufre de nuevo el cáncer y está en silla de ruedas

Última Hora Juana Rivas no se presenta en los juzgados de Granada donde estaba citada

El ex primer ministro portugués descansa en el Algarve, pero apenas sale de casa

El ex primer ministro portugués Pedro Passos Coelho, que acaba de cumplir 53 años, vive un verano complicado. Como en anteriores ocasiones, ha cambiado su actividad política en Lisboa por el sosiego de su casa en la playa de Manta Rota, en pleno Algarve, pero el delicado estado de salud de su mujer, Laura Ferreira, le mantiene consagrado a sus cuidados.

El cáncer ha vuelto a hacer acto de aparición en el devenir de esta fisioterapeuta: parecía vencida las metástasis que le afectó en los huesos, sin embargo, se le ha extendido al pulmón. En consecuencia, se está sometiendo de nuevo a un tratamiento oncológico que la deja muy debilitada, razón por la cual ha perdido peso.

De ahí que el líder conservador se dedique en cuerpo y alma a acompañarla y atenderla, lo que reduce de forma considerable sus paseos y salidas del domicilio. La imagen de quien fue primer ministro desde 2011 hasta 2015 conmueve estos días a los portugueses ya que se le ve llevando la silla de ruedas que su esposa debe utilizar para sus desplazamientos.

Passos Coelho cuidando de su mujerPassos Coelho cuidando de su mujer– ABC

En Vila Real de Santo António, la localidad a la que pertenece Manta Rota, estaban acostumbrados a ver al matrimonio todos los veranos en las terrazas que salpican la zona, pero este año apenas pueden contemplar al ‘ex premier’ algunas mañanas para tomar un café. Y poco más porque Passos Coelho permanece en casa el resto del tiempo, con el fin de no dejar sola a Laura ni un solo instante.

Ella, natural de Guinea Bissau y fisioterapeuta de profesión, se ha caracterizado desde hace varios años por una gran capacidad de lucha. Y ahora tiene que recurrir de nuevo a su entereza después de que le hayan practicado dos intervenciones quirúrgicas en pocos meses.

Son estas graves dificultades en la vida privada del político socialdemócrata las que explican su actitud en el debate con su sucesor al frente del país, el socialista António Costa. Sí, porque lógicamente tiene grandes preocupaciones en su cabeza y entonces su intensidad no es la misma en la Asamblea de la República.

Su perfil humano vuelve a salir a la palestra este verano, como aprecian los seguidores del partido más votado en las últimas elecciones legislativas, celebradas en octubre de 2015. Si no pudo cumplir su segundo mandato consecutivo, fue porque una moción de censura le desalojó del poder con el sustento de la izquierda radical.

Loading...