Inicio Intelectualidad Graciano Palomo, autor de ‘La larga marcha’: «La moción de censura cambió...

Graciano Palomo, autor de ‘La larga marcha’: «La moción de censura cambió el rumbo, destrozó al PP y dividió al PNV»

   MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) –

   El periodista Graciano Palomo, experto en la evolución del centro-derecha en España desde su refundación en 1990, relata en su último libro ‘La larga marcha. Secretos de la derecha española‘ (La esfera de los libros) cómo se fraguó la moción de censura contra Mariano Rajoy en 2018 que no solo «cambió el rumbo del país y destrozó al PP» sino que también «llevó la división al PNV».

   «La moción de censura no solo consigue cambiar el rumbo del país y destrozar al PP sino también llevar la división dentro del PNV«, ha explicado Graciano Palomo en una entrevista con Europa Press, con motivo de la publicación de su libro, que tuvo que ser aplazada por la pandemia del coronavirus.

   Según explica, mientras que Andoni Ortuzar era partidario de mantener a Rajoy, Íñigo Urkullu lo era de la moción «por el ruido mediático brutal», para «no quedar como los únicos que apoyaban a un partido corrupto», y es algo que, según indica el periodista, «Rajoy llora amargamente» en el famoso «aquelarre» del restaurante Arahy de Madrid, donde se refugió con su equipo durante siete horas antes de su derrota.

   Para Palomo, Rajoy «pecó de ingenuo» y no quiso creer que «el golpe iba a ser en serio» y, a su juicio, fue una «equivocación» porque «un comandante en jefe está al pie del cañón» y la imagen de «no dar la cara», la del «bolso de Soraya Sáenz de Santamaría» en el escaño vacío, «ha quedado en el imaginario de muchos españoles».

   El autor considera que Rajoy había hecho «grandes cosas por el país» como «que España no fuera intervenida por la Unión Europea al recibir la brutal herencia de Zapatero» o «no bajar las pensiones», aunque añade que también llegó al poder con «la mochila de la corrupción, de la Gürtel» y «se equivocó al no haberle pegado tajo».

   «Rajoy nunca pensó que Sánchez fuera capaz de conseguir el voto Frankenstein, no se le pasaba por la cabeza, estaba sorprendido«, añade el periodista.

   Además, Palomo comenta que la oposición presentó la moción de censura en torno a cinco párrafos de una sentencia de 1.700 folios, «párrafo que luego fue rechazado» por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

QUE EL PP NO ESTALLARA POR LOS AIRES

   Asimismo, el periodista señala que a Rajoy «le preocupaba muchísimo que el PP no estallara por los aires». Según explica en su libro, «había una profunda división en el partido» y, ante esta situación, primero habló con Alberto Núñez Feijóo para que se presentase como candidato pero este lo rechazó.

   La «enemiga» entre la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dio opción a Pablo Casado, de quien el autor revela que ya tenía decidido abandonar la política al ver el «panorama» habiendo firmado un contrato para trabajar en una multinacional en París.

   Palomo también se adentra en la verdadera relación del actual líder del PP con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con quien coincidió en el Aspen Institute.

   El libro se titula ‘La larga marcha’ porque, según precisa el autor, «la deriva del centro derecha siempre ha sido una larga marcha» experimentando un «proceso de metamorfosis, adaptándose a las circunstancias». Y, según el periodista, hubieran vuelto a ganar en voto popular y en escaños si no fuera porque la derecha está «cuarteada: PP, Ciudadanos y Vox».

   Por ello, asegura que una de las «obsesiones» de Pablo Casado es «volver a unir la derecha y el centro derecha en torno a las siglas del PP».

   En el libro, Palomo también dedica 40 páginas a la administración de la pandemia del Covid-19 por parte de Casado. «Él ofrece su ayuda en los primeros estados de alarma hasta que se da cuenta de que Sánchez lo está engañando y que aprovecha el Estado de Alarma para otras cosas«, afirma. A su juicio, el coronavirus será «un tema decisivo» de cara a las próxima elecciones.