Inicio Intelectualidad ‘La Traviata’ llega al Teatro Real para estrenar la nueva normalidad sin...

‘La Traviata’ llega al Teatro Real para estrenar la nueva normalidad sin abrazos y con mascarillas

Estreno de ‘La Traviata’ en el Teatro Real – JAVIER DEL REAL | TEATRO REAL

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Teatro Real de Madrid ha reabierto sus puertas este miércoles, 1 de julio, con una versión de concierto semiescenificada de ‘La Traviata’ de Giuseppe Verdi, obra elegida para dar paso a la nueva normalidad tras el Estado de Alarma provocado por el Covid-19, con un patio de butacas repleto de mascarillas y numerosas medidas de seguridad tanto a la entrada como en el interior del recinto.

Respecto a las medidas organizativas para acceder al teatro, el público asistente al estreno ha visto cómo la apertura de puertas se producía una hora antes del comienzo de la función, por lo que se han cambiado las puertas giratorias con el fin de que no haya contacto, así como la señalética.

También se ha establecido una distancia mínima de un metro y medio entre las butacas, de modo que siempre hay dos sin ocupar, alfombras desinfectantes en los accesos y se han repartido 30.000 mascarilla, además de contar con 138 puntos de gel hidroalcohólico. En el interior del teatro, todos los aseos (a los que se suman 8 nuevos) están sometidos a un estricto control de entrada y salida, además de una constante limpieza. Se han incrementado un 70 por ciento los acomodadores y se han realizado tests a trabajadores, elenco, coro y orquesta, entre otras medidas.

Al inicio de la obra, que ha sido constantemente acompañada de sonoros aplausos, se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas del Covid-19. El entreacto ha tenido una duración de 40 minutos, superior al tiempo habitual, para que el desalojo sea más tranquilo, mientras que el servicio de barras se ha reforzado con 19 nuevos puestos.

Para la ocasión, el Teatro Real de Madrid ha invertido más de 340.000 euros en acondicionar sus instalaciones de cara a su reapertura, que ha contado con un 50 por ciento del aforo, lo que supone un total de 869 localidades disponibles.

A pesar de que con la nueva normalidad la Comunidad de Madrid permite un aforo del 60 por ciento, el Teatro Real lo mantendrá en la mitad hasta el 6 de julio, cuando estudiará si lo amplía al 75 por ciento que establece la normativa a partir de esa fecha, una decisión que, al igual que el resto de medidas adoptadas, se ha realizado con un comité médico formado por cinco profesionales.

ESCENARIO EN CUADRÍCULA

Las medidas también afectan a los actores y al resto del elenco –que han contado con apenas 10 días de ensayo para preparar la obra– ya que, para mantener la distancia de seguridad, se ha ideado una cuadrícula (de 2 por 2 metros) en el que cada uno de los espacios sirve como guía para los cantantes solistas, en un espacio total de 100 metros cuadrados, mientras que los 51 cantantes del coro se mantienen en una misma posición, ocupando 260 metros cuadrados, aunque sí pueden abandonar el escenario.

En cuanto a la orquesta, se ha situado en el foso, ocupando una medida más amplia (140 m2) de que dispone el teatro en sus tres tamaños posibles, con el fin de mantener las distancias. De este modo, la mayoría de sus 56 músicos tocan con mascarilla, atril individual y 1,5 metros de distancia entre ellos. En el caso de los instrumentistas de viento, tienen paneles de metacrilato estratégicamente colocados delante de sus instrumentos y sobre el escenario se sitúa una banda interna con 16 profesores.

Se han usado también paneles acústicos para aislar la percusión y el director musical cuenta con una pantalla de seguridad.