Las abejas pueden contar hasta cero

14

Un estudio ha demostrado que las abejas son capaces de situar el «conjunto vacío» en el extremo inferior de una secuencia de números positivos. [Thorsten Spoerlein/iStock]

También te puede interesar

Inteligencia animal Inteligencia animal Oct/Dic 2014 Nº 78

De los recursos sensoriales a la conducta complejaEste monográfico ofrece una selección de artículos que arroja luz sobre varios aspectos clave de la inteligencia animal. Descubre la capacidad de las abejas para reconocer rostros, la de orcas y coyotes para imitar las llamadas de sus congéneres o el sentido magnético de hormigas y ballenas, así como la función evolutiva del mimetismo. Explora también la toma de decisiones en enjambres, las artes constructivas de las hormigas, las habilidades negociadoras de los animales y otras muestras de su inteligencia y sensibilidad emocional.

Más información

Las abejas melíferas entienden el concepto de cero, al igual que los delfines y las personas. No es solo que estos insectos sean capaces de discernir que «nada» es diferente de «algo»: son también capaces de ubicar el cero en el extremo inferior de una secuencia de números positivos, según un estudio publicado en Science.

En el pasado, otras investigaciones ya habían demostrado que las abejas melíferas (Apis mellifera) podían contar hasta cuatro objetos. Sin embargo, el nuevo estudio es el primero en sugerir que estos insectos pueden lidiar con conceptos abstractos, señala Lars Chittka, biólogo conductual de la Universidad Queen Mary de Londres.

«He dicho en repetidas ocasiones que no me sorprendería ningún comportamiento inteligente mostrado por las abejas, pero este me ha sorprendido incluso a mí», confiesa Chittka, que el año pasado mostró que los abejorros (Bombus terrestris) pueden aprender a tirar una bola hacia un objetivo predeterminado tras ver a sus congéneres hacer lo mismo.

Para averiguar si las abejas melíferas podían entender el concepto de nada, los investigadores atrajeron a abejas que volaban en libertad hacia una pantalla con tarjetas blancas, cada una de las cuales contenía entre dos y cinco formas oscuras. Algunos animales recibían una gota de agua dulce cada vez que se dirigían a la tarjeta que mostraba el menor número de objetos, mientras que otros eran recompensados cuando elegían la tarjeta que contenía más elementos.

Tras un día de entrenamiento, los autores introdujeron tarjetas con un objeto y otras que no mostraban ninguno. Los insectos fueron sistemáticamente capaces de identificar las tarjetas en blanco como aquellas que contenían el menor número de formas. La ejecución de la tarea mejoró aún más cuando las tarjetas en blanco se presentaban junto a otras que incluían cuatro o cinco elementos.

«Entienden que hay algún tipo de distancia numérica», asegura Scarlett Howard, líder del estudio y bióloga del Real Instituto de Tecnología de Melbourne. «Esa es una etapa clave para entender el cero.»

Los investigadores ignoran si esa competencia numérica es innata o si fue adquirida por las abejas a través del entrenamiento, aclara Howard. Sea como fuere, añade, la facultad para entender y aplicar reglas numéricas podría otorgarles ciertas ventajas a la hora de desenvolverse en la naturaleza; por ejemplo, para orientarse o para distinguir las diferentes características de una flor.

Ahora, los investigadores planean explorar qué ocurre en el cerebro de abejas entrenadas y sin entrenar a fin de averiguar de qué manera procesan sus neuronas el concepto de nada.

Giorgia Guglielmi/Nature News

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Numerical ordering of zero in honey bees». Scarlett R. Howard et al. en Science, vol. 360, n.o 6393. págs. 1124-1126, 8 de junio de 2018.