Inicio Intelectualidad Los trabajadores de mediación cultural y atención al público del Museo Reina...

Los trabajadores de mediación cultural y atención al público del Museo Reina Sofía convocan una huelga indefinida

   MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) –

   El sindicato Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT) y la Sección Sindical de SUT en Sedena (adjudicataria tanto del servicio de mediación cultural como del servicio de atención al público del Museo Reina Sofía) han convocado huelga con carácter indefinido a partir del próximo miércoles 28 de febrero.

   Tal y como ha explicado el sindicato, la plantilla del servicio de atención al público, compuesta por un equipo de 25 trabajadores ha decidido secundar la huelga para reivindicar el mantenimiento del servicio de mediación cultural, compuesto por otros 19 trabajadores.

   A principios de esta semana se conocía que la empresa Sedena (subcontratista del servicio de mediación cultural) y el museo «rectificaron su decisión inicial» de hacer un despido colectivo de la plantilla, comunicando a los afectados que les suspenderían los contratos (ERTE).

   Sin embargo, los trabajadores entieden que el «remedio ha sido peor que la enfermedad». «En un sector en el que muchos trabajadores tienen que compatibilizar su trabajo por cuenta ajena con trabajos como ‘falso autónomo’ o con actividades por cuenta propia, la consecuencia es que este tipo de situación es incompatible con la prestación del ERTE«, han criticado, recordando que con esta medida la mayor parte de los afectados «se quedan literalmente con sin ningún tipo de prestación».

   En cualquier caso, han apuntado que el Instituto Regional de Mediación y Arbitraje (IRMA) ha citado al Comité de Huelga, a la empresa Sedena y al Museo Reina Sofía a una mediación el próximo martes 27 de febrero.

   El pasado martes, el director del museo, Manuel Segade, anunció que pretende durante los años de su mandato acabar con los servicios externalizados de la pinacoteca, a raíz de la polémica surgida por el anuncio de despidos de trabajadores en la empresa que proporciona servicios en la parte de mediación cultural.

   «Esto no debería estar externalizado y sí formar parte de lo central en el museo y es lo que intentaré defender los años que esté aquí. Espero que poco a poco los mediadores y el resto de servicios que están externalizados formen parte de la estructura real y en el futuro lo conseguiremos, o eso espero», explicaba Segade tras la presentación de la exposición retrospectiva de Antoni Tàpies.

   El pasado viernes se conocía que el Reina Sofía estará meses sin parte de la mediación cultural de la pinacoteca debido a un error en el pliego del concurso de licitación para las empresas que subcontratan este servicio, tal y como confirmó a Europa Press un portavoz del museo.

   La mediación cultural realiza diferentes tareas y participa en diferentes proyectos diseñados desde el Área de Educación del museo, entre ellas las visitas comentadas a la colección permanente, recorridos con grupos escolares, programas para mayores o programas de accesibilidad.

La publicación del concurso de licitación había salido recientemente, pero el «error» en el pliego ha supuesto que haya que esperar a la publicación de uno nuevo. Esto conllevó a su vez que la empresa subcontratista del servicio, Sedena SL, comunicase el inicio de un periodo de consultas para el despido de hasta 19 trabajadores que ejercían esa mediación cultural en el museo.

ACUERDO CON LA EMPRESA PARA HACER UN ERTE

   No obstante, Segade anunció el acuerdo alcanzado con la empresa subcontratista para que no efectuase un ERE, sino un ERTE. De esta manera, entendía que en el tiempo en que se lanza el nuevo pliego -«esperemos que no sean más de seis meses«, puntualizaba-, los trabajadores de la subcontrata recibirán un salario no completo «hasta poder adjudicar la siguiente licitación».

    «La nueva licitación no tiene por qué ganarla la misma empresa, pero tengo que valorar su buena disposición en decidir hacer un ERTE porque no tendrían por qué«, admitía Segade.

LOS TRABAJADORES PIDEN EL MANTENIMIENTO DEL SERVICIO

   Sin embargo, desde el sindicato entienden que «la única solución real» es el mantenimiento del servicio de Mediación Cultural, una medida que ha sido reivindicada por la Sección Sindical de Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT) al museo mediante registro formal.

   También consideran que esperar seis meses para una nueva adjudicación es «un tiempo completamente desproporcionado y hasta inexplicable». Además, recuerdan que «en ningún momento se ha garantizado» que la plantilla volverá en las mismas condiciones.

   «Es más, desde el Área de Educación comunicaron que el presupuesto no alcanzará para mantener a todos los trabajadores en ese futuro pliego que prometen«, han reiterado.

   A su entender, una solución para «una situación excepcional y urgente» sería garantizar la continuidad del servicio y de los puestos de trabajo mediante un artículo de la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP) que permite prorrogar el contrato originario «cuando existan razones de interés público para no interrumpir la prestación».