Inicio Intelectualidad Luis Alberto de Cuenca publica poemario: “Con Franco había más libertad de...

Luis Alberto de Cuenca publica poemario: “Con Franco había más libertad de pensamiento que ahora”

Publicado 18/01/2018 15:59:52CET

   MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) –

   El escritor Luis Alberto de Cuenca reúne en ‘Se aceptan cheques, flores y mentiras’ (verso & cuento) parte de sus poemas más reconocidos en una compilación que aborda temas como el amor o la corrección política, de la que el autor cree que ha “invadido” la sociedad actual.

   “Estoy absolutamente seguro de que antes había mucha mas libertad de pensamiento entre la gente, no digo ya solo en los 80, sino con Franco, porque la corrección política lo ha impregnado todo con sus cadenas, imposiciones y actitudes dictatoriales”, ha señalado en una entrevista con Europa Press el poeta.

    Luis Alberto de Cuenca, Premio Nacional de Poesía, cuenta precisamente con un poema en el libro titulado ‘Political incorrectness’ (Incorrección política) en el que se asegura “no creer en la igualdad”. “Es que para mí solo existe una igualdad: la igualdad ante la ley. Todo lo demás son zarandajas“, ha asegurado.

   Por ejemplo, ha explicado “no simpatizar en principio” con las cuotas para la igualdad de género, ya que entiende que la sociedad “tiene sus propios mecanismos para corregirlo”. “Si hay que echar mano de ellas porque evidentemente se necesita y no hay manera de que haya igualdad entre hombres y mujeres, pues habrá que usarlas, pero siempre como último recurso“, ha defendido.

   “Creo que entre la mujer y el hombre no hay ninguna diferencia en cuanto inteligencia y capacidades y seguramente en el futuro veremos academias con más mujeres que hombres, porque la desigualdad se está corrigiendo. Pero es necesario que sean los propios méritos los que igualen, no que el hecho de pertenecer a un sexo determinado sea una patente de corso para que te den premios”, ha explicado.

   Preguntado sobre los casos de abusos que están siendo denunciados recientemente en el mundo cultural, el poeta se ha mostrado “totalmente en contra aprovecharse de una posición preminente para abusar”, si bien ha pedido analizar los hechos “no de una manera santurrona, sino crítica”.

   “¿Por qué por ejemplo la víctima no lo denunció en su momento y sí 30 años después? Quizás porque ha llegado la hora de desvelar algo que antes no había ocasión o quizás porque también sacó réditos de ese asalto a su intimidad”, ha cuestionado.

‘LA MOVIDA’ Y LA RAE

   En ‘Se aceptan cheques, flores y mentiras’ hay varios poemas escritos durante ‘La Movida’, de la que Luis Alberto de Cuenca fue uno de sus emblemas. “Ahora está denostada porque las cosas aquí o se magnifican y se dice de ellas que son el momento más maravilloso o que todo fue un engaño: ni lo uno ni lo otro, pero sí que se generó una efervescencia al morir Franco que engendró vitalidad“, ha apuntado.

   El autor, académico de la Historia, ha reconocido que todavía tiene como “asignatura pendiente” su ingreso en la Real Academia Española (RAE), a la que ha optado en varias ocasiones –y una vez se quedó a dos votos de entrar–. “No lo doy por perdido, me encantaría entrar allí porque es un mundo en el que estoy muy a gusto y creo que mi aportación podría ser interesante“, ha señalado.

   ExSecretario de Estado de Cultura a principios del año 2000, ha asegurado que no volverá a la política porque “nunca” estuvo “encantado” por ella. “Fue la puerta la que me eligió, se entreabrió y yo pasé y es una etapa de la que estoy muy orgulloso. Pero la política es muy absorbente y yo quiero escribir mis libros y estar con mi familia”, ha destacado.

UN POETA DEL AMOR

   Este poemario recoge tanto numerosos poemas de amor –“me siento fundamentalmente un poeta del amor, al 70%”, ha ironizado– como de la mentira, a la que considera “un elemento civilizatorio”. “Casi todas las mentiras son piadosas, excepto los engaños, que son perversos”, ha añadido.

   ‘Se aceptan flores, cheques y mentiras’ incluye títulos tan conocidos del autor como ‘El desayuno’ o ‘La malcasada’ junto a otros poemas como ‘DNA’ o ‘Bella durmiente’, recorriendo cerca de cuarenta años de poesía. Luis Alberto de Cuenca no está “cansado” de ninguna de esas piezas, al tiempo que celebra el auge de la poesía en las nuevas generaciones. “La poesía atrae a los jóvenes y puede que tenga algo que ver que se esté hermanando con la música“, ha concluido.