Nueva hipótesis del origen de la agricultura

Siria


Ver galería


10 sitios fósiles Patrimonio de la Humanidad

El Neolítico significó para el hombre una de sus grandes revoluciones porque gracias a ella pasó de vivir a la intemperie o dentro de cuevas a construir casas con muros y habitaciones. Pasó de vivir de lo que cazaba y recogía, a poder cultivar su propia comida y algunos animales, como cabras y vacas, comenzaron a vivir con él. Todo ello fomentó la creación de asentamientos estables.

Si ocurrió todo esto fue quizás gracias a la domesticación: fenómeno por el cual el hombre seleccionó plantas y animales y acabó transformándolos en su propio beneficio. Según un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y realizado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Copenhague, la primera vez que ocurrió esto fue en Siria, en un poblado cercano a la actual ciudad de Sweida, hace 10.500 años.

Esta afirmación se basó en los análisis realizados a los restos encontrados en el yacimiento sirio de Tell Qarassa Norte, cerca de la actual ciudad de Sweida.

Los investigadores recogieron sedimentos e inyectaron agua para hacer flotar los restos de cereales carbonizados que fueron quemados en el pasado (por accidente o como parte de la metodología de los agricultores). Lo interesante de esto es que solo los restos carbonizados no acaban descompuestos después de pasar miles de años bajo tierra y que aún así siguen conteniendo información muy valiosa sobre lo ocurrido.

Los científicos los observaron al microscopio para analizar su forma, y después estimaron su antigüedad con la técnica del carbono 14 y teniendo en cuenta la edad de los sedimentos donde se hallaron. También trataron de extraer el ADN de esos restos, aunque no lo lograron. Después de identificar los granos, los restos de glumas (vainas), los tallos y las espigas, pudieron concluir que tres tipos de cereales, dos variedades de trigo (la escaña y el farro) y una de cebada, eran distintas a las cepas naturales. Lo que quiere decir que aparecieron allí gracias a un fenómeno de domesticación.

Esto no confirma todavía que la agricultura naciera en esa zona de Siria, si no que se esta domesticación se produjera en otro lugares de Oriente Medio.

De hecho, entre los arqueólogos hay quienes piensan que la agricultura surgió varias veces (hipótesis del multicentro) y otros que abogan más por el origen único, situado hasta ahora en el sur de Turquía. Lo que demuestran los resultados de este estudio es que el foco de Siria llegó a la domesticación a la vez que Turquía.

Loading...