Inicio Intelectualidad Pablo Jiménez Burillo deja la dirección de la Fundación cultural de Mapfre...

Pablo Jiménez Burillo deja la dirección de la Fundación cultural de Mapfre tras 30 años: “Es tiempo de gente más joven”

Actualizado 05/11/2018 14:27:09 CET

Chagall, Malévich, Anthony Hernandez o Richard Leroy, entre las exposiciones de la fundación para 2019

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) –

El director de la Fundación cultural Mapfre, Pablo Jiménez Burillo (Madrid 1959) ha anunciado, este lunes 5 de noviembre en un encuentro con los medios en Madrid, que se jubilará a finales de Diciembre tras 30 años de trabajo y más de 500 exposiciones a su cargo con el objetivo de “descansar”.

“Creo que he cumplido una etapa y que hay gente más joven que tiene otra manera de ver las cosas. El mundo ha cambiado sin cesar y es tiempo para que venga gente más joven”, ha expresado tras anunciar que tomará el relevo la que ha definido como “su mano derecha” y con la que lleva trabajando 12, la historiadora de arte Nadia Arroyo. Arroyo ha señalado que su mayor objetivo es continuar con las líneas de trabajo que ha desarrollado Burillo.

Burillo llegó a la entidad en 1988 con un presupuesto en torno al millón de euros y se despide de la misma con un presupuesto que oscila entre los 10 y los 11 millones y con varios objetivos conseguidos de los que se siente “muy orgulloso”, según ha informado.

Entre ellos, ha destacado “haber contribuido de una manera más generosa de ver el arte con menos prejuicios” dando voz a los artistas del finales de siglo XIX -como Sorolla o Romero de Torres-, pintores que hace 25 años “estaban totalmente fuera de los museos”.

ENTRADA CONJUNTA CON EL REINA SOFÍA

Burillo ha destacado la labor que realizaron con la apertura, junto con el Reina Sofía, del Espacio Miró en 2016. En este sentido, ha adelantado que “están a punto de poner en marcha” una entrada común con el Reina Sofía con el objetivo de “llamar la atención” sobre la obra del artista. Se trataría de una “extensión” de la colección de Miró del museo al Espacio Miró sin que suponga “un sobreprecio de la entrada”, un proyecto que presentarán “en unos 15 días”.

“La iniciativa gira entorno a Miró fundamentalmente, pero no queríamos delimitarlo, y por ello la entrada también contemplaría el resto de obras de las colecciones permanentes de ambas instituciones”, ha matizado para expresar que “es una manera de reconocer al artista”.

Además, ha mencionado la reforma que se va a llevar a cabo del mural de Miró del Palacio de Congresos. Por otra parte, ha dicho “sentirse muy orgulloso” de su apuesta por la fotografía con la apertura de su sala de fotografía estable. Todo ello conformarían una serie de acciones que, a su juicio, “han contribuido a enriquecer el panorama artístico madrileño y español”.

“La Fundación -que cuenta con un total de 65 obras de su propiedad- tiene un lugar que nos ha permitido aportar puntos de vista originales. Nosotros tenemos la libertad de ser un poco más impertinentes y hacer cosas que tienen otro interés. Dejo la fundación en un momento especialmente brillante”, ha expresado.

En este contexto, ha adelantado que en este mes de noviembre el MoMA de San Francisco va a inaugurar una exposición sobre Brassaï producida por la entidad y que, además, en febrero la fundación va a presentar en Madrid “una de las exposiciones más importantes que ha hecho” conformada por “obras maestras” de las vanguardias rusas.

CHAGALL, MALÉVICH O RICHARD LEAROYD, EXPOSICIONES DE 2019

Para la primera mitad del 2019 la Fundación Mapfre tiene preparadas cuatro exposiciones que darán el pistoletazo de salida el 7 en la Sala Recoletos con una muestra, que se podrá ver hasta el 5 de mayo, protagonizada por artistas vanguardistas rusos como Marc Chagall o Kazimir Malévich que se convirtieron en precursores de una nueva forma de ver, concebir y representar la realidad y se adelantaron a la modernidad de un modo hasta el momento nunca visto en Rusia.

Asimismo, esta sala albergará la exposición ‘Berenice Abbot: Retratos de la modernidad’ del 3 de junio al 25 de agosto, (del 19 de febrero al 19 de mayo en Barcelona). Una fotógrafa que, retratista antes de documentalista, “percibe muy pronto las posibilidades infinitas de Nueva York como vehículo para plasmar la modernidad de esta ciudad”.

Por su parte, la Sala Bárbara de Braganza de Madrid albergará, del 29 de junio al 12 de mayo, una retrospectiva que rinde homenaje a los más de 45 años de carrera del fotógrafo norteamericano Anthony Hernández. Con aproximadamente 160 fotografías, muchas de ellas nunca antes expuestas, se presenta toda la variedad de su carrera haciendo hincapié en su fotografía callejera y en como ha cambiado a lo largo del tiempo.

Por último, la Sala Garriga Nogués de Barcelona acogerá, del 4 de junio al 15 de septiembre, una exposición que aúna las fotografías a color de Richard Learoyd. Una obra conformada por imágenes notables por el sentido de presencia que transmiten, de una persona real que respira y de tamaño grande.