Posible nueva vía farmacológica para tratar enfermedades como el alzhéimer

La proinsulina protege frente a la inflamación cerebral relacionada con el deterioro cognitivo durante el envejecimiento. La imagen muestra una modelización de esta hormona precursora de la insulina. [CSIC]

También te puede interesar

Alzhéimer Alzhéimer

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que afecta a la calidad de vida de numerosas personas. Este monográfico (en PDF) resume el estado actual de la investigación de este trastorno neurodegenerativo y ahonda en sus causas, síntomas y posibles tratamientos.

Más información

La proinsulina, hormona precursora de la insulina, podría constituir una nueva terapia farmacológica para luchar contra el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento, según ha descubierto en ratones un equipo liderado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Los resultados del trabajo se han publicado en la revista Neuropharmacology.

Anteriores investigaciones habían demostrado que la proinsulina, que actúa como factor de supervivencia para las células neurales durante el desarrollo del sistema nervioso, era un posible agente neuroprotector en modelos de ratón con neurodegeneración de la retina. El nuevo trabajo revela el papel protector de la hormona precursora de la insulina frente a la inflamación cerebral asociada al deterioro cognitivo.

Mejora de los roedores con alzhémier

Los científicos emplearon ratones que presentaban un envejecimiento precoz y la enfermedad Alzheimer (SAMP8) y otro grupo de múridos menos propensos al envejecimiento (SAMR1). Trataron a todos con proinsulina cuando tenían un mes de vida.

Transcurrido medio año, observaron que las capacidades cognitivas relacionadas con el desarrollo de tareas de memoria espacial y de reconocimiento eran similares en ambos tipos de ratón, por tanto, los ratones SAMP8 manifestaban una mejora en dichas capacidades. Además, la proinsulina indujo en el hipocampo la activación de vías neuroprotectoras, las cuales que redujeron la inflamación cerebral.

Estos resultados abren una posible nueva vía farmacológica para tratar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

Fuente: CSIC

Referencia: «Proinsulin protects against age-related cognitive loss through anti-inflammatory convergent pathways.» Rubén Corpas et al. en Neuropharmacology, vol. 15, n.o 123, págs. 221-232, 2017.

Loading...