Relacionan el sueldo con la personalidad

  • Noticias
  • 11/10/2017

Psicología del trabajo

Los hombres se benefician sobre todo del narcisismo; las mujeres, del rasgo de responsabilidad.

Personality and Individual Differences

La personalidad también influye en el salario. Al parecer, los hombres más narcisistas y las mujeres menos neuróticas logran sueldos más altos. [iStock/ Kieferpix]

También te puede interesar

Psicología del trabajo

Investigaciones recientes revelan aspectos interesantes sobre nuestra actividad laboral. Algunos directivos ignoran, por ejemplo, los defectos de las oficinas colectivas, o que es un error prescindir de los trabajadores entrados en años y priorizar solo a los más jóvenes. ¿Cuáles son las claves para conseguir un buen trabajo en equipo, no estresarnos y lograr ser felices en nuestro entorno laboral? ¿Cómo intervienen los genes en el desgaste profesional? ¿Cuál es la mejor estrategia para pedir un aumento de sueldo o tener éxito como emprendedor? En este monográfico digital (en PDF) encontrarás las conclusiones más relevantes de las investigaciones psicológicas de los últimos años en este campo.

Más información

Los hombres cobran, por término medio, un sueldo más alto que las mujeres. Por diversas razones: el tipo de trabajo, las desventajas de las mujeres para ocupar puestos superiores o la maternidad. Un equipo dirigido por Peter Jonason, de la Universidad del Oeste de Sidney, ha investigado si la personalidad también influye en esta diferencia.

Según publica la revista Personality and Individual Differences, los psicólogos solicitaron a 533 adultos de Australia que informarán sobre sus ingresos salariales anuales, su personalidad y conducta, entre otros factores. Hallaron que el narcisismo, la extroversión, el sentido de responsabilidad y un neuroticismo limitado influyen, en cierta medida, en el salario de los trabajadores, aunque de modo diferente en hombres y mujeres.

Narcisismo y neuroticismo

Si bien los científicos constataron en ambos sexos que cuanto más narcisista y extravertida se consideraba la persona, más elevados eran sus ingresos salariales, dos rasgos de la personalidad destacaban en el caso de las mujeres: la responsabilidad y el neuroticismo. Mientras el primero se relacionaba con unos mayores ingresos, los rasgos narcisistas resultaban desventajoso en este sentido. En los varones, en cambio, dichas características no desempeñaban un papel importante. Desde un punto de vista estadístico, los hombres sacaban provecho de un narcisismo pronunciado.

Los autores atribuyen estos resultados, entre otros motivos, a que los rasgos de personalidad comportan determinadas conductas, las cuales a su vez resultan ventajosas o perjudiciales para el salario. Esta relación puede constatarse, asimismo, en los estereotipos de mujer y hombre exitoso en el trabajo: cuanto más narcisista y carismático resulta un hombre, mejor profesional se le considera. En cambio, una mujer debe ser aplicada, pero en ningún caso neurótica o caprichosa, si quiere llegar a ocupar un alto cargo en su profesión.

Christiane Gelitz/ Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «The role of personality in individual differences in yearly earnings». Peter K. Jonason et al. en Personality and Individual Differences, vol. 121, págs. 170-172, enero 2018.

Loading...