Rose McGowan reaparece públicamente tras denunciar los abusos de Harvey Weinstein: “He estado callada durante 20 años”

Actualizado 28/10/2017 11:37:23 CET

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) –

El mundo del cine sigue conmovido conocer los abusos sexuales perpetrados por el productor Harvey Weinstein. Junto a los testimonios de Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow, Rose McGowan ha decidido romper su silencio en su primera reaparición tras el escándalo, en las jornadas de la Women’s Convention de Detroit.

He estado callada durante 20 años. Me han humillado. He sido acosada. He sido difamada. ¿Y sabes qué? Soy como tú”, ha comenzado la actriz su apasionado discurso en contra de los abusos sexuales, retransmitido por ABC.

Una lucha que abandera, “porque lo que me sucedió detrás de las cámaras nos sucede a todos en esta sociedad y eso no puede mantenerse y no va a mantenerse”, explica la actriz.

Además, McGowan ha aprovechado para sacar a relucir las miserias de Hollywood: “Puede parecer un caso aislado. Pero no lo es… Es hora de limpiar la casa”, exaltando a sus receptores. La actriz ha dicho que se trata de la voz de un colectivo masivo, un “ejército”, que podrá unir sus fuerzas a través de RoseArmy.com. “Llevamos mucho tiempo esperando esto, pero no vamos a esperar más”, adelanta la actriz.

“SOY VALIENTE, SOY TÚ”

En referencia a Weinstein, McGowan se ha mostrado clara: “Ante las acciones indescriptibles de un monstruo, miramos hacia otro lado. Para después acabar el discurso haciendo un llamamiento más firme si cabe. “Mi nombre es Rose McGowan y soy valiente, y soy tú”, ha sentenciado la actriz.

Así de tajante ha sido la protagonista de Embrujadas, víctima de los abusos de Weinstein. La actriz fue chantajeada y decidió no denunciarle por acoso, a cambio de una considerable cantidad económica. Ocurrió en 1997, cuando McGowan recibió 100.000 dólares, después de ser violada en un hotel durante el festival de Sundance, cuando apenas tenía 23 años. Ahora, la actriz desaprueba el silencio y se postula como una voz para todas las personas que sufran abusos: “No más. Nómbralo, avergüénalo y dilo. Únete a mí”, ha dicho en el evento.

McGowan, un personaje público muy activo en redes sociales, ya había reconocido que había sido abusada sin dar nombres, pero cuando estalló la bomba mediática decidió compartirlo en Twitter, añadiendo un número privado. En ese momento sufrió la censura de la página, que cerró su cuenta provocando que los usuarios se volcaran con ella. Indignados, los internautas convirtieron el hashtag #WomenBoycottTwitter en Trending Topic mundial.

Loading...