Tiempo de recurrencia de las supererupciones

  • Noticias
  • 06/12/2017

Volcanes

Cada 17.000 años podría haber una de estas gigantescas erupciones volcánicas capaces de amenazar a una civilización; es una frecuencia mayor de la que se creía que tenían.

Earth and Planetary Science Letters

La caldera de Yellowstone fue creada hace 630.000 años por una supererupción que expulsó mil kilómetros cúbicos de material; esta es su parte nororiental, y el borde se ve a lo lejos [Es Austin/Herb Jones].

También te puede interesar

Volcanes Volcanes

A pesar de que existen desde los albores de nuestro planeta, las erupciones volcánicas figuran entre los fenómeno naturales más imprevisibles para el hombre. En este monográfico descubrirás los últimos avances sobre la comprensión de los volcanes activos, su papel en la evolución de la superficie terrestre y de sus habitantes y el modo en que estas investigaciones pueden ayudarnos a prevenir las catástrofes derivadas de futuras erupciones.

Más información

Jonathan Rougier, de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, y sus colaboradores han analizado una base de datos de 1379 grandes erupciones volcánicas sucedidas en los últimos cien mil años (las que emitieron más de 300 millones de toneladas de material volcánico). Obtuvieron que, en algunos casos, se había redondeado hacia abajo la magnitud de una gran erupción, con lo que parecía menor de lo que realmente fue. Llegaron además a la conclusión de que en la base de datos faltaban algunas.

Al tomar en cuenta entonces más y mayores explosiones volcánicas, el equipo calculó que el ritmo de recurrencia de las supererupciones, entendiendo por tales las que lanzan al menos un billón de toneladas de cenizas y roca, está entre 5200 y 48.000 años, con un valor preferido de 17.000 años. Estimaciones anteriores lo situaban entre los 45.000 y los 714.000 años.

La supererupción más reciente ocurrió en Taupo, Nueva Zelanda, hace 25.600 años. La de hace 74.000 años en Toba, Sumatra, ha sido relacionada con una casi extinción de la humanidad. Los Campos Flégreos, una caldera volcánica situada junto a Nápoles, son el resultado de una erupción, muy grande pero no tanto como las de de Toba o Taupo (un orden de magnitud explosiva menor), que se produjo hace unos 39.000 años, y de la que a veces se ha conjeturado que podría haber contribuido a la extinción de los neandertales. La actividad volcánica de esa zona parece estar aumentando actualmente (pero si ello presagiase una erupción venidera, quizá fuese una menor, como la que se produjo en el siglo XVI).

Nature news

Este artículo ha sido traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Fuente: «The global magnitude–frequency relationship for large explosive volcanic eruptions», de Jonathan Rougier et al., en Earth and Planetary Science Letters, en prensa, disponible en Internet desde el 29 de noviembre de 2017.

Loading...