AI denuncia 721 muertes en el Mediterráneo y pide responsabilidad a la UE

7

La organización insta a los países europeos a avanzar en la reforma del sistema de asilo europeo en un informe que también critica las políticas del Gobierno italiano.

Noticias (3)

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado un incremento de las muertes en el Mediterráneo, con 721 fallecidos entre junio y julio, en un informe que critica las políticas del Gobierno italiano, con el rechazo a la entrada de buques como el Aquarius, y pide responsabilidad a la Unión Europea (UE).

Según la organización, el número de personas detenidas en el mar y trasladadas a centros en Libia se ha multiplicado más del doble en los últimos meses, pasando de unas 4.400 en marzo a más de 10.000 a finales de julio, entre las que había alrededor de 2.000 mujeres y menores de edad.

“El reciente aumento del número de muertes en el mar no es sólo una tragedia; es una vergüenza“, dijo Matteo de Bellis, el investigador de AI sobre asilo y migración, para quien las políticas europeas “han obstaculizado el trabajo de las ONG de salvamento”.

En concreto, la organización cuestiona las decisiones del Gobierno italiano presidido desde junio por Giuseppe Conte de “denegar” o “retrasar” la entrada en sus puertos de los “barcos que transportaban a personas rescatadas“, no solo a barcos de ONG, sino también buques comerciales que han rescatado a personas en el mar o de armadas extranjeras.

De igual modo, la organización denuncia que el ministro italiano de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, “lanza una señal especialmente preocupante a los patrones comerciales que deben mantener su obligación de salvar vidas en el mar pero no pueden permitirse estar atrapados en una disputa diplomática”.

Según AI, dado que “las leyes marítimas no ofrecen criterios para identificar inequívocamente qué estado tiene la obligación de aceptar el desembarco de personas rescatadas en el mar” las políticas italianas “contravienen algunos de los principios básicos” de estas leyes y “violan las obligaciones establecidas en el derecho humanitario internacional”.

También recoge el caso del ‘Aquarius‘ con 630 migrantes a bordo que desembarcaron en Valencia tras el rechazo de Italia, que recibieron permiso para pedir asilo en España y parte de ellos finalmente trasladados a Francia, donde recibieron protección internacional.

Por todo ello, la organización insta a los Gobiernos europeos a “invertir urgentemente en políticas que ofrecen oportunidades para viajar en seguridad a Europa, para refugiados y migrantes” y avanzar en la atascada reforma del sistema de asilo europeo.