Al menos 123.000 rohinyás cruzan la frontera con Bangladesh

Huyen de la violencia en el noroeste de Birmania desde el pasado 25 de agosto.

Vídeos (1)

Al menos 123.000 rohinyás han cruzado la frontera de Bangladesh huyendo de la violencia en el noroeste de Birmania (Myanmar) desde el pasado 25 de agosto, según los cálculos realizados por personal de la ONU destinado en el lado bangladeshí de la frontera.

La situación ha hecho aumentar la presión internacional para que la líder ‘de facto’ del país, la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi detenga la represión de las fuerzas de seguridad contra esta comunidad musulmana.

La última ola de violencia en el estado de Rajine, en el noroeste de Birmania, comenzó el 25 de agosto, cuando milicianos insurgentes rohingyas atacaron decenas de puestos de control policial y una base del Ejército. Los posteriores enfrentamientos y la contraofensiva del Ejército acabaron con la vida de al menos 400 personas y provocaron un éxodo de miles de personas hacia Bangladesh.

El trato que reciben los rohingyas en Birmania, un país con mayoría de población budista en el que esta comunidad musulmana cuenta con cerca de 1,1 millones de personas, es el mayor desafío que afronta Suy Kyi, que ha sido duramente criticada por Occidente por no defender a los rohingyas.

Birmania dice que las fuerzas de seguridad están combatiendo en el marco de una campaña legítima contra elementos “terroristas” que han lanzado una serie de ataques contra puestos policiales y contra el Ejército desde octubre.

Las autoridades de Birmania culpan a los milicianos rohingyas de quemar viviendas y de provocar muertes de civiles pero los activistas de Derechos Humanos y los rohingyas que han huido al vecino Bangladesh dicen que el Ejército birmano está intentando expulsar a toda esta comunidad musulmana con una campaña de violencia y muerte.

Loading...