Inicio Internacional Alajuelense no puede cambiar de uniforme ni pasarle la presidencia a Joseph...

Alajuelense no puede cambiar de uniforme ni pasarle la presidencia a Joseph Joseph sin la inscripción de los nuevos estatutos

Mientras Alajuelense no tenga inscritos sus nuevos estatutos no puede cambiar en pequeñas y grandes cosas. No puede, por ejemplo, pasarle la presidencia a Joseph Joseph en noviembre, pero tampoco abandonar en lo legal el uniforme oficial de rayas verticales en rojo y negro.

Los estatutos aún vigentes, que un sector a lo interno de Alajuelense llaman “los viejos” estatutos, obligan a realizar votaciones en noviembre para elegir a su jerarca (si los nuevos estatutos ya estuvieran inscritos, las votaciones serían el próximo año; en noviembre, ante la renuncia de Fernando Ocampo, asumiría temporalmente el vicepresidente Joseph Joseph). Por ahora, Ocampo no puede ‘heredarle’ su silla al gestor del CAR.

Alajuelense tampoco podría cambiar su uniforme oficial, aunque en la práctica, presentó el 18 de agosto los uniformes para la temporada 2022-2023 donde la prenda de casa dejó de lado las tradicionales rayas verticales rojas y negras. Esto basado en la reforma de los nuevos estatutos que siguen sin terminar el proceso de inscripción en el Registro Nacional.

En el mes de junio de 2021, los asociados de la Asociación Liga Deportiva Alajuelense votaron a favor de una reforma de estatutos que expuso el exdirectivo José Cabezas en el Centro de Convenciones.

Sin embargo, esa reforma no ha finalizado el trámite de inscripción y los estatutos vigentes son los que datan desde 1994.

El artículo segundo, de los estatutos vigentes, menciona que “será distintivo de la Asociación; en todas sus actuaciones de cualesquiera de sus divisiones y disciplinas deportivas, los colores rojo y negro en una única combinación: camiseta rayas verticales roja y negra: pantaloneta negra o blanca y medias rojas. negras o blancas: pero podrá utilizar otro uniforme en otros colores, cuando a ello se vea obligada por circunstancias especiales”.

Y el nuevo texto con el que se pretende reformar al anterior, deja de lado las rayas verticales roja y negra.

Será distintivo de la asociación, en todas sus actuaciones de cualesquiera de sus divisiones y disciplinas deportivas los siguientes colores:

  • a) uniforme oficial: camiseta de color predominante rojo, negro y/o rojo y negro, pantaloneta (negra/blanca o roja), medias (negras/blancas o rojas)
  • b) uniforme alternativo: camiseta de color predominante blanco pantaloneta (blanca/roja o negra), medias (blancas/negras o rojas)
  • c) uniforme opcional: podrá utilizar otro uniforme en otros colores, cuando a ello se vea obligada por circunstancias especiales, o por fines comerciales que beneficien a la Asociación.

Este medio consultó al Registro Nacional sobre cómo marcha la inscripción de los nuevos estatutos liguistas y dejó claro que se mantiene en trámite y, mientras una reforma de estatutos no se apruebe, cualquier asociación debe basarse en los vigentes.

“Importante indicar que toda reforma de estatutos debe ser aprobada en Asamblea por los asociados y cumplir con lo establecido en la Ley de Asociaciones y su Reglamento. Una vez que el documento se encuentre sin defectos deberá publicarse un edicto en La Gaceta con la finalidad de que en los 15 días posteriores algún interesado formule los alegatos pertinentes contra la inscripción en este Registro.

“Finalmente debe recordarse los efectos constitutivos del Registro de Personas Jurídicas, por lo cual todo acto surge efectos a partir de su inscripción”, respondió la oficina de prensa del Registro Nacional ante una serie de consultas de La Nación.

El uniforme de local de Alajuelense dejó de lado las rayas horizontales rojinegras para la temporada 2022-2023, basados en reformas a los estatutos que no están registrados ante el Registro Nacional. FOTO:

Este rotativo consultó al fiscal de Alajuelense, Manrique Lara, quien es el representante de la Asamblea de Socios ante la Junta Directiva manuda, y mencionó que “este es un tema sui generis porque a pesar de que la reforma de estatutos está en trámite, ya fueron aprobados por la Asamblea y hacia lo interno de la asociación ya aplican”. Sin embargo, el presidente de la Academia Notarial de Costa Rica, Herman Mora, detalló a este diario que “los registros son de dos modalidades: declarativos y constitutivos; y las asociaciones son de naturaleza constitutivos, por lo que cualquier modificación surge efecto, interno o externo, a partir de la inscripción”.

“En este caso, la inscripción en el Registro Nacional es obligatoria para que provoque efecto jurídico, de lo contrario no provoca ningún efecto jurídico a lo interno de la asociación y tampoco a lo externo. Si el Registro Nacional dice que el proceso está en trámite, claramente quiere decir que no ha finalizado, por lo que la asociación en cuestión debe de basarse en los estatutos vigentes”, mencionó Mora.

El trámite de inscripción de los nuevos estatutos de la Asociación Liga Deportiva Alajuelense sigue su paso en el Registro Nacional y no existe certeza de cuánto tiempo pueda tardar la resolución de este trámite.

Según la oficina de prensa del Registro Nacional, “el documento fue presentado por primera vez el 22 de junio de 2022 y calificado defectuoso, notificándose lo respectivo a la gestionante. El documento (con correciones) fue reingresado el día 13 de setiembre a la corriente registral y está pendiente de calificación”.

No hay un plazo definido para que está revisión esté lista y podría tener dos capítulos siguientes: que todo esté en orden y que se proceda con la publicación en el diario oficial La Gaceta. O que otra vez sea declarado defectuoso y requiera algunas correcciones.

“Es importante indicar que toda reforma de estatutos debe ser aprobada en Asamblea por los asociados y cumplir con lo establecido en la Ley de Asociaciones y su Reglamento. Una vez que el documento se encuentre sin defectos deberá publicarse un edicto en La Gaceta con la finalidad de que en los 15 días posteriores algún interesado formule los alegatos pertinentes contra la inscripción en este Registro. Finalmente debe recordarse los efectos constitutivos del Registro de Personas Jurídicas, por lo cual todo acto surge efectos a partir de su inscripción”, mencionó la oficina de prensa del Registro Nacional.

Consultamos a Lara si los puntos “declarados como defectuosos” en el primer intento de inscribir los nuevos estatutos deberían conocerse ante todos los socios en una Asamblea. Según el fiscal rojinegro, “estos puntos requerían mejoras de forma y no de fondo, por lo que no era necesario hacer una convocatoria y dar a conocer los cambios por realizar”.

La Nación consultó a Mora sobre este punto y coincidió con el fiscal rojinegro. Sin embargo, “siempre es bueno y saludable enterar a los socios de los cambios”, dijo.

Según los estatutos vigentes, los asociados rojinegros celebrarán su Asamblea General Ordinaria en la última semana del mes de noviembre y, según la situación actual, ahí se deberá elegir al próximo presidente manudo, mediante votación o por aclamación.

Junto con la presidencia, se deberá elegir los cargos de secretario, prosecretario, vocal I, vocal II y el fiscal.

De momento, no hay ninguna candidatura que haya hecho oficial su postulación a la presidencia rojinegra. Lo único claro es que se deberá nombrar a un nuevo presidente ante la renuncia de Fernando Ocampo tras aceptar una oferta laboral.

Publicidad