Inicio Internacional Alajuelense se le fajó a Herediano con un hombre menos

Alajuelense se le fajó a Herediano con un hombre menos

Freddy Góndola marcó el gol de Alajuelense en el Colleya Fonseca, mientras que Anthony Contreras volvió a jugar con Herediano después del Mundial.

La semifinal del Torneo de Copa entre Herediano y Alajuelense continúa en suspenso, luego del empate 1 a 1 en el Colleya Fonseca.

Herediano alineó a uno de sus equipos estelares. De hecho, contó con los seleccionados, porque Yeltsin Tejeda y Anthony Contreras fueron de la partida; mientras que Esteban Alvarado estuvo en la banca.

La Liga presentó un cuadro combinado, como lo ha venido haciendo en este Torneo de Copa, dándoles chance a los jóvenes que siguen en esa misión de aprovechar minutos o de mostrarle cosas importantes a Andrés Carevic.

Máxime que poco a poco la Liga va mostrando esas fichas con las que se refuerza de cara al próximo torneo: Rashir Parkins, Dardo Miloc, Suhander Zúñiga, Juan Luis Pérez y Carlos Martínez.

El partido empezó cuesta arriba para Alajuelense, porque muy pronto se quedó con un hombre menos en cancha.

Le pasó a Jossimar Gómez, ese cachorro que el domingo pasado se estrenó con el primer equipo de la Liga y que provocó que a su abuelo, Mauricio Montero, el corazón se le quisiera salir del pecho por orgullo y emoción.

Esta vez ‘Chunchito’, como le dicen en la Liga al nieto del Chunche, iba de titular, pero tan solo estuvo siete minutos en cancha.

Kenneth Vargas le robó el balón y parecía que sería gol. El rojiamarillo con más colmillo le ganó al defensor central que ya no tenía reacción, tras el error en salida. Era el último hombre y no le quedó más que agarrar al atacante.

Puede verse como una novatada, pero era lo único que le quedaba para frenar a Vargas. Una roja dolorosa para él, pero a la vez es una expulsión de la que aprenderá mucho. Y posiblemente no sea la última, por ese mismo carácter heredado que tiene.

El panorama parecía complicarse para la Liga y aclararse para el Team. Sin embargo, los rojinegros supieron reacomodarse sin Gómez y no pasaron tantos apuros.

De hecho, en buena parte del partido no había tenido mayor trabajo. Solo había sido protagonista cuando metió el cuerpo y evitó un remate de Kennedy Rocha.

Alajuelense sacó la magia, en una acción individual de Carlos Mora, pero a la vez colectiva, porque junto a Doryan Rodríguez provocó estragos. Hubo un caño, también un taquito y la jugada tenía que terminar en gol. Así lo entendió Freddy Góndola con ese remate fuerte y arriba que sacudió las redes de la cabaña florense, resguardada por Bryan Segura.

Después del descanso, Herediano salió mucho más agresivo. No entendían cómo iban perdiendo, si la Liga tenía un hombre menos.

Ahí empezó a crecer Leonel Moreira, el arquero rojinegro al que muchos aficionados florenses trataron de que se saliera de las casillas, cantándole que ya no había campo, en alusión a que no fue al Mundial.

Lejos de incomodarlo, el guardameta se dedicó a lo suyo y volvió a ser figura. Lo ratificó al meterle la mano a un tiro libre de Jefferson Brenes que iba bien proyectado.

El empate fue obra de Kenneth Vargas, a quien ni Ian Lawrence, ni Aarón Suárez, ni Bernald Alfaro pudieron frenar en el minuto 52.

En el caso de Alfaro, estos son sus últimos partidos con Alajuelense. El acuerdo al que llegó dice que se marcha luego del Torneo de Copa.

Con el 1 a 1 en la pizarra, Leonel Moreira rechazó un disparo potente, esta vez de Luis Miguel Franco.

En términos generales fue un partido cerrado entre Herediano y Alajuelense, pero entretenido y que dejó todo abierto, porque será el domingo en el Morera Soto cuando se sepa cuál de los dos avanzará a la final del Torneo de Copa.

Publicidad