Alemania y Francia concuerdan en necesidad de hacer ajustes a la Unión Europea

Tallin, Estonia

La jefa del Gobierno alemán, la influyente Ángela Merkel, expresó este jueves el “amplio consenso” sobre el futuro de la Unión Europea (UE) -que podría incluir cambios estructurales- con el presidente francés, Emmanuel Macron, antes de una cena con sus pares en Estonia consagrada a un porvenir sin Reino Unido.

“Existe un amplio consenso entre Alemania y Francia. Naturalmente, todavía debemos hablar de los detalles, pero estoy firmemente convencida de que Europa no puede detenerse aquí”, declaró Merkel, antes de mantener un encuentro bilateral con Macron previo al ágape de mandatarios.

Los líderes tenían carta blanca para abordar cualquier tema, pero las propuestas para un bloque a 27 lanzadas el martes por el jefe de Estado galo en un esperado discurso protagonizarán el encuentro. “El centro de la cena será el discurso de Macron”, “ha robado el protagonismo”, afirmó un  funcionario  europeo

El inquilino del Elíseo será el primero en hablar ante sus pares. Y, aunque el menú de la cena será el futuro de una UE sin Reino Unido, la primera ministra británica, Theresa May, también estará en la mesa, pero no así su homólogo español, Mariano Rajoy, quien prefirió no viajar por la situación en Cataluña.

El palacio Kadriorg de Tallín, una antigua residencia de verano de los zares rusos, acogió esta cena de tres horas, durante la cual el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, esperaba un “diálogo abierto, franco e informal”, tal y como señaló en su carta de invitación a los líderes.

“Existen todos los ingredientes para una verdadera discusión”, expresó  el miércoles el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, quien celebró “las visionarias y detalladas propuestas” del jefe del Estado francés, de 39 años.

Entre sus numerosas propuestas figuran la creación de un gobierno económico de la zona euro, con un ministro, un parlamento y un presupuesto propios, así como una fuerza de intervención europea a partir del 2020.

Merkel valoró de “manera positiva” los planes del presidente francés “para una Europa de la defensa” y de gestión conjunta de la política migratoria, al tiempo que celebró la visión del titular de la Comisión, Jean-Claude Juncker, expresada durante su discurso sobre el Estado de la Unión.

Las propuestas de Macron van además en la línea de la visión del Juncker, salvo la idea de una Europa con “varias velocidades” de integración, que podría chocar con aquellos países del bloque que temen quedarse descolgados del pelotón de cabeza en el seno de la UE.

En la UE, se esperaba especialmente la posición de Merkel respecto a estas propuestas, máxime cuando los aliados de su futuro gobierno podrían ser los liberales, opuestos a los planes de París para la Eurozona, y los Verdes.

La celebración del encuentro,  horas después del fin de la cuarta ronda de negociaciones del brexit (salida británica del bloque), que no condujo todavía a progresos suficientes para pasar a una nueva etapa de las discusiones según el negociador europeo, Michel Barnier, podría dejar fuera del menú la retirada de Reino Unido.

Tras reunirse con May, Tusk, quien coordina los trabajos de los líderes europeos, indicó el martes que todavía era pronto para empezar a discutir de las futuras relaciones a ambos lados del Canal de la Mancha. Barnier precisó este jueves que esto podría producirse en “varias semanas o meses”.

Cumbre digital. La presencia de los líderes en esta capital báltica obedece,  no obstante,  a la celebración un día después de una cumbre digital, área que la presidencia protémpore del bloque, ejercida por Estonia, ha convertido en su principal prioridad.

Y, sobre la mesa, estará de nuevo una propuesta liderada por Francia, con el apoyo de otros nueve países como Alemania, España e Italia, para gravar a gigantes de Internet como Facebook con  base en  su facturación en cada país, en lugar de calcular el impuesto de acuerdo con  sus beneficios.

La imposición de las multinacionales está en el centro del debate en el mercado único europeo. Algunos países denuncian que compañías como Amazon, Apple o Facebook eluden pagar tributos instalándose en países de la UE con bajos regímenes fiscales, como Irlanda o Luxemburgo.

Loading...