Almagro aboga por una repetición de las elecciones en Honduras y llama a la paz y la “convivencia civilizada”

18
Actualizado 18/12/2017 7:41:33 CET

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha abogado este domingo por una repetición de las elecciones presidenciales en Honduras, recalcando que “no puede dar certeza” de los resultados, horas después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) declarara vencedor de los comicios al actual mandatario, Juan Orlando Hernández.

En su comunicado, Almagro se ha hecho eco del último informe de la misión de observación electoral de la OEA en el país, recordando que “el proceso electoral estuvo caracterizado por irregularidades y deficiencias cuya entidad permite calificarlo como de muy baja calidad técnica y carente de integridad”.

“Intrusiones humanas deliberadas en el sistema informático, eliminación intencional de rastros digitales, imposibilidad de conocer el número de oportunidades en que el sistema fue vulnerado, valijas de votos abiertas o sin actas, improbabilidad estadística extrema respecto a los niveles de participación dentro del mismo departamento, papeletas de voto en estado de reciente impresión e irregularidades adicionales, sumadas a la estrecha diferencia de votos entre los dos candidatos más votados, hacen imposible determinar con la necesaria certeza al ganador”, ha añadido.

Por ello, ha defendido que “el pueblo hondureño merece un ejercicio electoral que le brinde calidad democrática y garantías”. “El ciclo electoral que el TSE dio por cerrado hoy, claramente no lo ha sido”, ha sostenido.

“Por todo lo explicado, y ante la imposibilidad de determinar un ganador, el único camino posible para que el vencedor sea el pueblo de Honduras es un nuevo llamado a elecciones generales, dentro del marco del más estricto respeto al Estado de Derecho, con las garantías de un TSE que goce de la capacidad técnica y de la confianza de la ciudadanía y los partidos políticos”, ha añadido Almagro.

Asimismo, ha hecho un llamamiento “expreso” a la paz y la “convivencia civilizada” en el país, recordando que “respetar los valores democráticos y ciudadanos es el camino necesario para preservar a la sociedad de la muerte y la violencia”.

“La Secretaria General de la OEA hace un llamado explícito e inequívoco a todas las partes a evitar la violencia. Es necesario reconstruir los canales del diálogo político sin crispación ni sectarismo”, ha reiterado.

Almagro ha expresado además la “vocación permanente” del organismo de “acompañar a Honduras en este camino”, desvelando la designación de los expresidentes de Bolivia y Guatemala Jorge Quiroga y Álvaro Colom, respectivamente, como representantes especiales “para llevar a cabo los trabajos necesarios para un nuevo proceso electoral y reconciliación democrática nacional en Honduras”.

“Solicito a todas las partes el apoyo al trabajo de los expresidentes. Estoy convencido de que es el camino necesario para que los hondureños vivan en paz democrática y avancen en el camino de la prosperidad compartida”, ha argüido.

En este sentido, ha argumentado que “no existen condiciones para afirmar que el ganador es uno u otro, y ello demuestra que este proceso se ha visto afectado por marcadas irregularidades y deficiencias”.

“Las denuncias realizadas son de especial gravedad, las mismas impiden otorgar ninguna certeza al resultado de este proceso electoral. El pueblo hondureño no merece actitudes ni pronunciamientos irresponsables, merece las máximas garantías”, ha remachado.

EL TSE ANUNCIA LA VICTORIA DE HERNÁNDEZ

Horas antes, el presidente del TSE, David Matamoros, anunció la victoria de Hernández, una vez finalizado el proceso de revisión de las impugnaciones presentadas por la oposición.

Matamoros ha detallado que, tras el escrutinio especial de 4.753 mesas electorales que presentaban inconsistencias, Hernández ha recabado el 50,11 por ciento de los votos de las mismas, por el 31,74 obtenido por el candidato opositor Salvador Nasralla.

De esta forma, el recuento final refleja un 42,95 por ciento de los apoyos para el presidente hondureño, por el 41,42 por ciento conseguido por Nasralla, una diferencia total de más de 100.000 votos.

En respuesta, Nasralla ha anunciado que viajará a Estados Unidos para reunirse con “personas de la Organización de Estados Americanos (OEA), representantes del Departamento de Estado y organizaciones de Derechos Humanos”, denunciando un “descomunal fraude electoral”.

Así, ha recalcado que el TSE aún no puede anunciar un resultado oficial, argumentando que “dentro de las impugnaciones hay cosas que los magistrados (del organismo) no tienen capacidad para poder determinar”.

“Si lanza como presidente al candidato de David Matamoros –en referencia a Hernández– estarán cometiendo otro delito adicional a los que ya cometieron”, ha manifestado.

Por otra parte, ha expresado su disposición a presentarse en caso de que haya una repetición de los comicios. “Si es la única posibilidad de salir de esta crisis, yo no tengo ningún problema. Estoy seguro que gané al 80 por ciento. Si hay nuevas elecciones vuelvo a ganar”, ha recalcado.

Horas antes, el expresidente hondureño Manuel Zelaya, coordinador general del partido Libre y de la coalición opositora, ha rechazado el anuncio y ha pedido nuevas manifestaciones para protestar contra los resultados.

“El pueblo dice: “JOH (Juan Orlando Hernández), no eres nuestro presidente”. Hay que movilizarnos inmediatamente a todas las plazas públicas. Están violando la voluntad del pueblo”, ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Nasralla y su coalición de centro izquierda, Alianza de Oposición Contra la Dictadura, denunciaron fraude electoral después de que los primeros resultados que le daban la victoria se revirtieran en favor del mandatario.

Por su parte, el Gobierno ha asegurado que el proceso electoral ha sido transparente y que aceptará el resultado definitivo que dé el árbitro electoral, pese a las dudas expresadas por algunas organizaciones internacionales como la propia OEA.