Austria amenaza con desplegar el ejercito en la frontera con Italia para bloquear a los inmigrantes

23

Enviados cuatro vehículos blindados al paso fronterizo del Brennero, mientras el gobernador del Tirol amenaza con no respetar las normas de la Unión Europea, «si la situación lo exige»

Italia se siente aislada y sin recibir el suficiente apoyo por parte de la Unión Europea. A la negativa de Francia y España a que desembarquen en sus puertos naves con inmigrantes procedentes de Libia, noticia muy destacada en la primera página de los periódicos más importantes del país, se añade hoy la amenaza de Austria de cerrar el paso fronterizo del Brennero, en los Alpes. El ministro de Defensa austriaco, Hans Peter Doskozil, ha declarado que Viena está lista para activar controles en la frontera con Italia con el envío de 750 soldados, para evitar el paso de inmigrantes. El director de la policía en Tirol, Helmut Tomac, ha subrayado que en el último periodo han aumentado los intentos de ingreso de inmigrantes en el paso fronterizo del Brennero. Solo en la noche del domingo al lunes fueron 43.

El despliegue de ese contingente del ejército podría ser activado dentro de tres días. Austria ha enviado ya cuatro vehículos blindados Pandur de las fuerzas armadas austriacas, que se situarán en el confín del Brennnero con Italia. Favorable a ese reforzamiento del control fronterizo se ha mostrado Günther Platter, el gobernador del Tirol, uno de los nueve estados federados de Austria. Günther ha sido muy duro: «Hay que dar señales muy claras a Italia y a los refugiados, en el sentido de que no es posible pasar por el Brennero. Si la situación lo exige, considero que no se debe tener en cuenta las normas de la Unión Europea porque, en el interés del Tirol, no debe existir ningún paso para los inmigrantes ilegales», ha dicho el gobernador tirolés.

También Suiza anuncia un mayor control en los confines con Piemonte y Lombardía. Se enviarán numerosos agentes que apoyarán a sus colegas de los cantones en los Grisones, Tesino y del Valais. En el 2016 las autoridades suizas prepararon un plan contra los inmigrantes que preveía el empleo del ejército en las fronteras. Surgieron entonces tensiones entre Suiza e Italia. La utilización de militares está prevista solo en caso de emergencia.