Católicos y protestantes piden perdón por violencia a raíz de disputas religiosas

Wittenberg, Alemania

Alemania celebró este martes en la ciudad de Martín Lutero el 500.º aniversario de la  Reforma  en una jornada marcada por un llamamiento común al perdón y la unidad de protestantes y católicos después de  siglos de rivalidad, a menudo violenta.

Durante este año del jubileo de la  Reforma “pedimos perdón por nuestros fracasos, las formas en que los cristianos han herido el Cuerpo del Señor y se han ofendido unos a otros”, anunciaron el Vaticano y la Federación Luterana Mundial en un comunicado conjunto.

Ambas instituciones destacaron el hecho de que “por primera vez, luteranos y católicos hayan considerado la  Reforma   desde una perspectiva ecuménica”, con “un nuevo enfoque” de lo que condujo a la ruptura. “Una vez más, resultó claro que lo que tenemos en común es mucho más que aquello que nos divide”, agregaron.

La declaración mencionó la situación de las parejas mixtas de católicos y protestantes que desearían poder comulgar en ambas iglesias, y aseguró que “es el propósito de nuestros esfuerzos ecuménicos”.

En respuesta, el jefe de la Iglesia protestante de Alemania, el pastor Heinrich Bedford-Strohm, agradeció al papa este gesto durante una ceremonia en la ciudad alemana que vio nacer la revolución luterana, Wittenberg.

La tradición cuenta que fue en la puerta de la iglesia gótica de esa ciudad donde nació uno de los mayores cismas teológicos del cristianismo, cuando un crítico de los abusos de la institución papal y del culto a los santos puso en cuestión a la Iglesia católica.

El 31 de octubre de 1517, el clérigo y teólogo Martín Lutero habría colgado allí su “Disputa” más conocida bajo el nombre de “95 tesis”, el texto fundador de la  Reforma   protestante que marcó su ruptura con el catolicismo.

La canciller alemana, Ángela Merkel;  el presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, y varios responsables políticos y religiosos se reunieron allí la tarde del martes para un oficio.

“Lutero puso en marcha un movimiento que no pudo detener nada […]. Sentó las bases de una nueva comprensión del hombre y el desarrollo posterior de la democracia moderna”, declaró  Merkel, hija de un pastor luterano, durante un discurso en la Alcaldía de Wittenberg.

Con un llamado a una mayor tolerancia, la jefa del Gobierno alemán evocó el “papel central de la Iglesia” para la sociedad.

Las conmemoraciones de este aniversario empezaron hace un año en Lund (Suecia), en presencia del papa Francisco, algo impensable en otro tiempo, pues las relaciones entre católicos y protestantes quedaron marcadas por siglos de violencia.

Conmemoración. En Alemania, el “Día de la  Reforma”, un día feriado en varios estados federados, sobre todo en el este, fue declarado festivo en todo el país este martes.

Las celebraciones del medio milenio de  Reforma, que incluía misas, exposiciones y concentraciones en las 700 ciudades alemanas, atrajeron a tres millones de visitantes en el 2017, según el Ministerio  de Cultura.

La ciudad de Wittenberg llevaba meses preparándose para la fecha. Desde las hamburguesas hasta los patitos de plástico, pasando por los aguardientes, las tiendas de recuerdos de Wittenberg se llenaron de productos derivados de la figura de Martín Lutero.

El monje alemán fue, además, uno de los primeros en escribir en lengua alemana y el autor de la primera traducción de la Biblia en lengua vernácula.

El nombre del teólogo también se ha asociado a una de las páginas más sombrías de la historia alemana. Pues, al atacar el judaísmo en sus escritos, se convirtió en un referente de la ideología nazi, que se sirvió de él como aval religioso.

Repartida en una miríada de iglesias en la actualidad, resulta difícil calcular cuántos protestantes hay.

Un informe del centro de investigación independiente de Estados Unidos Pew Research Center evalúa en más de 800 millones los protestantes “definidos en el sentido amplio del término” en todo el mundo;  es decir, más de un tercio del conjunto de cristianos, mientras que los católicos constituyen alrededor de la mitad y los ortodoxos, el 12%.

Loading...