Inicio Internacional Centro de enseñanza especial en Turrialba no abrió sus puertas por emergencia...

Centro de enseñanza especial en Turrialba no abrió sus puertas por emergencia con agua potable

La escuela de enseñanza especial del cantón Central de Turrialba, en Cartago no inició el curso lectivo este jueves como los restantes centros educativos del país. De hecho, seguirá cerrada aún este viernes 9 de febrero debido a la contaminación del agua con hidrocarburos.

Jorleny Sánchez, directora regional del Ministerio de Educación Pública (MEP) de Turrialba, informó de que la decisión se tomó al considerar que a esa escuela acuden estudiantes con algún nivel de vulnerabilidad. Ellos regresarán a las aulas el próximo lunes 12 de febrero.

Según la funcionaria, los otros centros que se vieron afectados por la emergencia son la escuela Las Américas, la escuela de Nuestra Señora de Sión, la escuela La Margot, el Liceo Experimental Bilingüe de Turrialba y el Jardín de niños; pero todas se encuentran funcionando con normalidad.

De acuerdo con Salud, por ahora  el agua en el cantón central de Turrialba puede ser utilizada solo para lavarse las manos y el aseo personal. No debe consumirse ni usarse para cocinar hasta que se determine que es completamente segura.

Sánchez informó de que la Municipalidad de Turrialba les distribuye agua potable durante todos los días y además mantienen comunicación constante con las autoridades del Ministerio de Salud para saber cuándo terminará el problema.

La directora regional hizo un llamado a los padres de familia para que los menores lleven agua en una botella desde sus casas, para que se hidraten durante el horario lectivo. Entretanto, en el comedor estudiantil tienen almacenada agua potable para preparar los alimentos.

La emergencia

La crisis del agua en Turrialba comenzó el 1.° de febrero, cuando los vecinos de los barrios Recope y La Margot alertaron de un olor a hidrocarburo en el líquido. El olor extraño, descrito como similar a “canfín o gasolina”, se reportó únicamente en una sección del acueducto localizada en el barrio Recope, según explicó el alcalde Luis Fernando León Alvarado.

Dos días después, el Ministerio de Salud confirmó la presencia de hidrocarburos en el agua del acueducto municipal de Turrialba, específicamente en el sistema de Río Claro.

Las partículas de hidrocarburo encontradas corresponden a los rangos C16-C34 y C34-C50, que se encuentran en productos como aceites, lubricantes, grasas y algunos tipos de combustibles. En ese momento, las autoridades aseguraron que su presencia en el agua no era común.

Según la información que maneja la directora regional del MEP, la contaminación se va disminuyendo de forma acelerada.

La situación se registró luego de la crisis por agua con hidrocarburos, específicamente xilenos, en los cantones de Tibás, Moravia y Goicoechea que comenzó el 22 de enero y se prolongó por semana y media.