Corea del Norte se niega a hablar de su armamento nuclear con Seúl: “Todas nuestras armas son contra EEUU”

15
Publicado 09/01/2018 17:56:42CET

SEÚL, 9 Ene. (Reuters/EP) –

Corea del Norte ha indicado tras sus primeras conversaciones con Corea del Sur tras más de dos años que no discutirá sobre su armamento nuclear con Seúl puesto que éste está dirigido solo a Estados Unidos no a sus “hermanos” en el país vecino.

En una declaración conjunta tras once horas de conversaciones, Corea del Norte ha prometido enviar una gran delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno en la ciudad surcoreana de Pyeongchang pero ha formulado una “fuerte queja” después de que Seúl propusiera conversaciones para la desnuclearización de la península de Corea.

Responsables de ambos países han acordado reunirse de nuevo para resolver los problemas y evitar un conflicto accidental, en medio de la elevada tensión por el programa nuclear norcoreano, que ha conseguido desarrollar misiles capaces de alcanzar Estados Unidos, pero Pyongyang ha dicho que el desarme no formará parte de las discusiones.

“Todas nuestras armas, incluidas las bombas atómicas, las bombas de hidrógeno y los misiles balísticos, están dirigidas solo a Estados Unidos, no a nuestros hermanos, ni a China y Rusia”, ha explicado el negociador jefe norcoreano, Ri Son Gwon.

“No es un asunto entre el Norte y el Sur, y plantear esta cuestión tendría consecuencias negativas y corre el riesgo de convertir todos los buenos logros de hoy en nada”, ha advertido Ri, presidente del norcoreano Comité para la Reunificación Pacífica de la Patria.

Pese a las declaraciones de Ri, el Ministerio para la Reunificación surcoreano ha expresado su confianza en que las relaciones intercoreanas y una serie de pasos acordados en las conversaciones de este martes puedan llevar a una discusión de una “resolución fundamental” de la cuestión nuclear en el futuro.

“Nos coordinaremos estrechamente con Estados Unidos, China, Japón y otros vecinos en este proceso”, ha indicado el Ministerio en un comunicado, en el que ha indicado que Seúl ha pedido a Pyongyang que detenga los actos hostiles que aumentan la tensión y que el Norte se ha mostrado de acuerdo en que se debería garantizar la paz en la región.