Inicio Internacional Directora del FMI descarta una nueva rebaja en las previsiones de la...

Directora del FMI descarta una nueva rebaja en las previsiones de la entidad

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, destacó que las perspectivas para la economía global son mejores de lo temido hace unos meses, dejando atrás el riesgo de una posible rebaja de las previsiones de crecimiento que la institución publicará a final de mes, aunque ha advertido de que la situación “dista mucho de ser fabulosa”.

Durante un coloquio en Davos, la directora del FMI destacó que la perspectiva “es menos mala” de lo que preveían hace “un par de meses”, gracias a una mejor evolución de la inflación, la reapertura de China y la fortaleza mostrada por los mercados laborales. “Pero que sea menos mala no supone que sea buena”, subrayó.

Georgieva aclaró que hay que ser cuidadosos con

En este sentido, advirtió de que, junto a estos elementos más positivos, también hay que tener precauciones porque todavía no está claro cuánto bajará la inflación y cuánto del crecimiento de China se traducirá en mayor presión sobre los precios del petróleo y el gas, mientras que la guerra en Ucrania “representa un riesgo tremendo para la confianza, especialmente en Europa”.

“Hay que ser cuidadoso con no pasar de ser demasiado pesimista a demasiado optimista”, subrayó la economista búlgara, quien recordó que el último año el FMI rebajó en tres ocasiones sus previsiones, “por lo que no rebajarlas ya es una buena noticia”.

Las élites de Davos se aferran a las señales positivas de la economía mundial

Ante la publicación del próximo 31 de enero de la actualización de las proyecciones macroeconómicas del Fondo, Georgieva advirtió que, en caso de subir la previsión de crecimiento mundial “no será una mejora dramática” con respecto al 2,7% que estiman en actualmente, añadiendo que una tasa de expansión de esta magnitud “dista mucho de ser fabulosa”.

Asimismo, Georgieva advirtió que, a pesar de que los mercados laborales resisten hasta ahora, si los tipos de interés empiezan a impactar de manera más severa, entonces puede producirse un incremento del desempleo.

“Para un consumidor es muy diferente tenerse que enfrentar al aumento del coste de la vida con un empleo que hacerlo sin empleo”, señaló, y añadió que este potencial aumento del paro coincidiría con un periodo en que los gobiernos cuentan con un margen fiscal reducido para ayudar, y se les presionará para hacerlo.

“Si la política fiscal acaba yendo en contra de la política monetaria los bancos centrales tendrán que endurecer aún más”, concluyó.

Publicidad