El AVE a La Meca alcanza los 330 kilómetros por hora

El haber alcanzado la velocidad máxima facilitará la consecución del «objetivo de demostración del servicio de pasajeros» a finales de 2017, según el consorcio español encargado de la construcción de la línea

El tren de alta velocidad que unirá las ciudades de La Meca y Medina (Arabia Saudí) ha alcanzado en pruebas los 330 kilómetros hora, su máxima velocidad y el 10% superior a la que será su velocidad máxima comercial y de operación (300 km/h), ha informado hoy el consorcio español encargado de su construcción.

Según la misma fuente, el haber alcanzado la velocidad máxima facilitará la consecución del «objetivo de demostración del servicio de pasajeros» a finales de 2017, tal y como quedó recogido en el acuerdo firmado el pasado 19 de mayo con el Gobierno saudí.

El tren que cubrirá dicha línea es el Talgo 350 Haramain, al que se han incorporado más de 30 tecnologías para su adaptación a las altas temperaturas y la arena del desierto y que ha ido elevando su velocidad en pruebas de forma gradual, desde los 180 hasta los 330 km/h.

En un comunicado, el consorcio añade declaraciones del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien destaca que la ingeniería española ha demostrado, una vez más, que España es «líder y referente mundial en alta velocidad ferroviaria».

«Las empresas españolas cuentan con la capacidad, experiencia y tecnología para dar un servicio de primera clase en el transporte, tanto en el ámbito nacional como internacional», añade el ministro, que agradece al Gobierno saudí su confianza al tiempo que ratifica el interés de España por reforzar los lazos de cooperación con el país árabe.

La semana pasada, Talgo comunicó que el tren había alcanzado los 310 kilómetros por hora y que en breve circularía a 330 km/h, el último hito que debía superar antes de su homologación antes de entrar en operación comercial, prevista para marzo de 2018.

El corredor en el que se están realizando las pruebas de alta velocidad discurre entre las ciudades de KAEC y Medina y se espera que el tren alcance la ciudad de Jeddah, a orillas del mar Rojo a finales de julio, con lo que se cubrirían 370 kilómetros, aproximadamente el 80% de los 449 kilómetros de la línea.

El denominado «tren de los peregrinos» cubrirá la distancia que separa las dos ciudades santas para el Islam, que son visitadas cada año por millones de fieles, en menos de 2 horas y 30 minutos.

En su trayecto habrá cinco megaestaciones (La Meca, Medina, KAEC, Yeda y KAIA), de cuyo mantenimiento, operación y explotación se encargará ADIF, mientras que Renfe se ocupará de la explotación de la línea. El consorcio está integrado por doce empresas españolas -ADIF, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo- y las saudíes Al Shoula y Al Rosan.

Loading...