El conductor gritaba “Allah Akbar”: Tres muertos y 40 heridos, cuatro de ellos niños, en un atropello deliberado en Australia

El homicida, que, según los testigos, gritaba

El homicida, que, según los testigos, gritaba “Allah Akbar”.

Tres personas murieron y otras 20, entre ellas cuatro niños, resultaron heridas después de que un hombre los atropellara “deliberadamente” en Melbourne (Australia).

Testigos presenciales han asegurado que el conductor gritaba “Allah Akbar” y que tenía puesta música árabe a gran volumen. Como ya es habitual en Occidente, a las autoridades australianas les ha faltado tiempo para negar la motivación terrorista del suceso.

En las imágenes puede verse al conductor asomado por la ventanilla del vehículo, un Holden Commodore de color rojo. Minutos antes, el mismo hombre participó en un apuñalamiento en el suburbio de Windsor, por lo que estaba siendo perseguido por la pol.icía.

Traslado de uno de los heridos.

Traslado de uno de los heridos.

Decenas de policías trataron de interceptar al conductor ante el temor de que su siguiente objetivo fuese la concurrida estación de la calle Flinders. La policía del estado de Victoria ha informado de que sus agentes dispararon contra el connductor del vehículo, antes de detenerlo y de que está herido. Al comandante de la policía le faltó tiempo para negar que el suceso pudiera tratarse de una acción terrorista, en contra de los testigos que escucharon al homicida gritar “Allah Akbar”.

Tampoco se ha informado acerca del origen del presunto asesino.

Nos preguntamos por qué ese terco encubrimiento de la naturaleza ideológica de los crímenes que a diario son perpetrados en países occidentales por personas de presunta obediencia islamista.

Loading...