El derrumbe del colegio por el seísmo en Ciudad de México genera dudas sobre la ley de construcción antisísmica

Publicado 23/09/2017 6:59:37CET

CIUDAD DE MÉXICO, 23 Sep. (Reuters/EP) –

El derrumbe de un colegio de Ciudad de México por el que murieron 19 niños esta semana tras el terremoto de magnitud 7,1 en la escala Richter ha provocado que muchos mexicanos se pregunten si es demasiado sencillo eludir una ley antisísmica creada después de un devastador seísmo en 1985.

Las estrictas normas aprobadas tras el terremoto que dejó miles de muertos hace tres décadas minimizaron los daños durante el seísmo de esta semana en Ciudad de México, que cuenta con alrededor de 20 millones de habitantes, a pesar de que los expertos aseguran que es casi imposible diseñar estructuras que soporten cualquier temblor.

“Todavía hay faltas en las revisiones y eso significa que hay edificios recientes que no cumplen del todo”, ha señalado Roberto Meli Piralla, ingeniero estructural y experto en preparación sísmica en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Es demasiado pronto para saber si el derrumbe de la escuela o de otras 50 edificaciones de Ciudad de México se debiera a violaciones al código, negligencia o corrupción.

Sin embargo, los ingenieros aseguran que aún existen desafíos para aplicar las normas de manera uniforme y garantizar que las constructoras, los inspectores y los propietarios sigan los planes aprobados. Los inspectores pueden enfrentar responsabilidades penales si una construcción que ellos aprobaron es estructuralmente insegura.

Claudia Sheinbaum, la alcaldesa de la delegación de Tlalpan, donde se ubica la escuela informó de que su oficina no pudo hallar la documentación necesaria para evaluar la historia de construcción y de la estructura del recinto y atribuyó los problemas a una administración previa.

“Cuando nosotros entramos a la delegación, no había archivos de muchas cosas”, asegura Sheinbaum, quien niega tener pruebas de que el colapso se debiera a hechos de corrupción.

Aunque los edificios que se derrumbaron aún están siendo investigados, algunos fueron construidos después de la aprobación del código antisísmico de 1987, que ha sido revisado periódicamente desde entonces.

En la escuela, ubicada en el sur de Ciudad de México, la más antigua de dos estructuras sigue en pie, mientras que el edificio más nuevo colapsó. Fue construido a comienzos de la década y fue inaugurado en 2004, según varias personas con conocimiento de su historia.

Al menos 293 personas han perdido la vida como consecuencia del terremoto que sacudió el martes zonas del centro y del sur de México, según un nuevo balance de víctimas difundido este viernes por el Gobierno, aunque las cifras podrían ser mayores.


Loading...