El embajador de Venezuela denuncia la inacción del Gobierno frente a los ataques ‘violentos’ de la oposición

El embajador de Venezuela, Mario Isea Bohórquez, ha denunciado ante los medios la inacción por parte del Gobierno de Mariano Rajoy frente a los ataques “violentos” de la oposición a Nicolás Maduro. “Nos sentimos preocupados y creemos que hay inacción por parte del Gobierno, ya que mandan un mensaje equivocado a los sectores fascistas que provocan la violencia en Venezuela”, ha apuntado el diplomático.

Pasadas las 18:30 horas de la tarde del jueves 11 de mayo, alrededor de 300 personas se concentraron en frente del centro Venezuela Diversidad Cultural, dependiente de la Embajada venezolana en Madrid. Los manifestantes, simpatizantes de una parte de la oposición, cercaron el edificio de forma “violenta”. Dentro del mismo, más de cien personas asistían a un acto en el que se pretendía dar voz a las víctimas de la violencia ejercida por la ultraderecha en el país latinoamericano.

“Había civiles, intelectuales, políticos y diplomáticos de Venezuela, Cuba y Ecuador que querían escuchar los testimonios de las víctimas de las Guarimbas”, ha recordado Isea en una rueda de prensa celebrada este miércoles en la Embajada del país latinoamericano.

“Se les pidió integridad física y moral de las más de cien personas”

“En el marco de una campaña de desinformación”, apunta el embajador, trabajadores del centro informaron a Asuntos Exteriores de “este secuestro”. “Se les pidió integridad física y moral de las más de cien personas” que permanecieron en el edificio de la calle Hermosilla durante más de cuatro horas. “Estuvimos retenidos en contra de nuestra voluntad y nos vimos en la necesidad de denunciar que fuimos secuestrados”, ha señalado Isea.

Los asistentes al acto denunciaron además la actuación policial, pues no disolvieron la manifestación hasta la medianoche del jueves, a pesar de tener permiso de concentración hasta las 20:00 horas y de no haberse comunicado su autorización a a la embajada. Los agentes, por su parte, alegaron que no tenían “instrucciones de arriba para actuar”.

El embajador ha manifestado que, en su intento de informar a la UFI-MAEC (Unidad de Funcionarios Internacionales), le respondieron que “no tenían instrucciones”. Asimismo, Isea considera que “los agentes reciben órdenes; ellos saben lo que tienen que hacer”.

Amenazas

“Mi impresión es que algunas autoridades del Gobierno han hablado del tema sin estar informadas”, ha pronunciado acerca de las palabras del portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, quien aseguró que el “dispositivo de seguridad desplegado frente al centro garantizó en todo momento la seguridad de todos los que estaban participando”.

Isea ha mostrado en esta convocatoria algunos de los vídeos grabados por los periodistas durante la manifestación. En una de las imágenes, un policía expulsa a un manifestante del centro, que -en palabras de Isea- entró al edificio e intentó agredir al embajador. “La Policía lo expulsó, pero no lo identificó”, ha añadido.

Tanto el día de los hechos como este miércoles, el diplomático ha calificado esta situación como “un hecho grave” que “viola la Convención de Viena”. En este sentido, Isea ha hecho referencia a los artículos 22.2 y 29, los cuales tratan de la “inviolabilidad de la misión y agente diplomático”. Sin embargo, “no se han garantizado estas condiciones”, ha criticado.

“Todo lo ocurrido se produce en un contexto de incitación a mi asesinato a través de Twitter”, ha manifestado Isea. Tras el cerco a la sede cultural, varios usuarios publicaron varios tuits en los que amenazaban a al propio embajador y a sus hijas.

Loading...