Inicio Internacional El primer ministro de Polonia descarta una ruptura con la UE por...

El primer ministro de Polonia descarta una ruptura con la UE por el fallo del Tribunal Constitucional

Morawiecki dice que «Polonia está y estará» en el bloque y pide que se respeten los «derechos» de Varsovia

Tusk, líder del principal partido opositor, convoca una manifestación el domingo en Varsovia

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) –

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha descartado este viernes una ruptura con la Unión Europea (UE) por el fallo del Tribunal Constitucional de Polonia que dicta que la Carta Magna del país prevalece sobre el Derecho de la UE, antes de resaltar que «el lugar de Polonia está y estará en la familia europea de naciones».

«El acceso de Polonia y los países de Europa central a la UE es uno de los acontecimientos más importantes de las últimas décadas, tanto para nosotros como para la UE. Todos ganamos con eso», ha manifestado el primer ministro polaco a través de su cuenta oficial en la red social Facebook.

Así, ha resaltado que el fallo del Constitucional «confirma lo que literalmente deriva del contenido de la Constitución de Polonia, que el Derecho Constitucional es superior a otras fuentes de legislación». «Eso mismo ha sido confirmado durante los últimos años por tribunales constitucionales de muchos estados miembro», ha valorado.

«Tenemos los mismos derechos que otros países. Queremos que esos derechos sean respetados. No somos un visitante sin invitación en la UE. Por eso no estamos de acuerdo con ser tratados como un país de segunda clase», ha subrayado Morawiecki.

«Queremos una comunidad de respeto, no una asociación entre iguales y más iguales. Esta es también nuestra comunidad, nuestra unión. Queremos esta unión y seguiremos creando esa unión», ha remachado el primer ministro en su mensaje.

Por su parte, el líder del principal partido opositor de Polonia, Donald Tusk, ha hecho un llamamiento a la población a través de su cuenta oficial en la red social Twitter a manifestarse el domingo en la capital, Varsovia, contra el fallo del Constitucional.

«Hago un llamamiento a todos los que quieran defender una Polonia europea a que se manifiesten el domingo a las 18.00 horas (hora local) en la plaza del Castillo de Varsovia. Sólo juntos podemos pararles», ha apuntado el ex primer ministro polaco y expresidente del Consejo Europeo.

Tusk asumió a principios de julio el liderazgo de la opositora Plataforma Cívica, en lo que supuso su regreso a la política polaca. El ex primer ministro se reivindicó entonces como un líder preparado para derrotar al conservador Ley y Justicia (PiS) de Jaroslaw Kaczinsky, su ‘bestia negra’ en la política nacional.

LA SENTENCIA DEL CONSTITUCIONAL

El Constitucional polaco se pronunció el jueves, tras aplazar hasta en tres ocasiones el fallo, respecto a una petición de Morawiecki, después de que el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) dictaminase que las reformas judiciales emprendidas por el Gobierno podían suponer una violación de las leyes comunitarias.

El máximo tribunal polaco, presidido por Julia Przylebska, ha sentenciado que algunas de las regulaciones comunitarias son incompatibles con la Constitución de Polonia, lo que ha provocado inmediatamente críticas desde Bruselas, que considera que el fallo pone en duda los principios de la UE, por lo que estudia medidas.

«El intento de interferir en el poder judicial polaco por parte del TUE viola el principio del Estado de Derecho, el principio de supremacía de la Constitución y el principio de preservación de la soberanía en el proceso de integración europea», ha concluido el Constitucional, mientras que su presidenta ha defendido que «los órganos de la Unión Europea operan fuera de los límites de los poderes conferidos por la República de Polonia en los tratados».

De los doce jueces presentes, dos han mostrado su rechazo a la sentencia, en contraposición a los magistrados que han subrayado que «en la jerarquía de fuentes del derecho, el Tratado de la Unión Europea está por debajo de la Constitución, al igual que todo acuerdo internacional ratificado», en palabras del juez Bartlomiej Sochanski.

Publicidad