El Sena alcanza en París su máximo previsto, aunque lejos del pico de 2016

18

A partir de ahora se espera un lento descenso de las aguas, aunque la normalidad no volverá hasta, al menos, una semana.

Noticias (2)

El Sena ha alcanzado esta madrugada el máximo previsto de este episodio de crecida a su paso por París, 5,84 metros, lejos del pico logrado hace dos años, cuando marcó los 6,10 metros y dos personas murieron en la región parisiense.

Las autoridades se preparan ahora para un lento descenso de las aguas y para que durante unos días se mantengan cortadas las vías paralelas al río, varias estaciones del tren de cercanías y los planes de emergencia en los museos de Louvre y Orsay.

Los barcos turísticos, los emblemáticos ‘Bateaux Mouches’, no están funcionando, puesto que el nivel elevado de las aguas impide que se pueda pasar bajo los puentes. Los cisnes del Sena han tenido que buscar alternativa a las riveras y las ratas también han subido a las calles huyendo del agua.

El retorno a la normalidad no se logrará hasta dentro de, al menos, una semana.

1.500 evacuados en la región

Unas 1.500 personas fueron evacuadas ayer de sus viviendas en la región de Ile de France y otros tantos hogares sufrieron cortes eléctricos.

10 departamentos se mantienen en vigilancia naranja en las cuencas del Sena, el Saona y sus afluentes.