Estados Unidos y China se comprometen a presionar más a Corea del Norte

Naciones Unidas

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, se comprometieron a “maximizar la presión sobre Corea del Norte”, anunció la Casa Blanca el lunes, cuando crece la crisis sobre la carrera armamentista de Pionyang.

En una conversación telefónica, hablaron sobre “el continuo desafío de Corea del Norte a la comunidad internacional y sus esfuerzos por desestabilizar el noreste de Asia”, agregó  la Casa Blanca.

“Ambos líderes se comprometieron a maximizar la presión sobre Corea del Norte con una enérgica instrumentación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, añadió.

Desde su llegada al poder en enero, Trump incitó varias veces a Pekín, el único aliado del régimen norcoreano, a usar su influencia sobre el dirigente Kim Jong-un para convencerlo de suspender sus programas balísticos y nucleares.

Trump se encuentra en Nueva York para la Asamblea General de la ONU, a la cual no asistirá Xi, quien tiene un importante congreso del Partido Comunista que consolidará su liderazgo durante los próximos cinco años.

El programa balístico y nuclear de Corea del Norte se perfila como uno de los temas dominantes en la cita anual de los líderes mundiales, que abre formalmente el martes.

Pionyang ya realizó su sexto ensayo nuclear y varios disparos  de misiles intercontinentales, el último de estos el viernes, con un cohete que sobrevoló Japón.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso la semana pasada un nuevo conjunto de sanciones al país asiático, que prohíben exportaciones, congelan permisos de trabajo y limitan los suministros de petróleo.

Washington, que atenuó su propuesta original de sanciones para obtener el apoyo de China y Rusia, no descartó el fin de semana una opción militar, que podría dejar vulnerables de represalias a millones de personas en Corea del Sur, entre ellos 28.500 soldados estadounidenses desplegados en la zona.

En una demostración de poderío militar, el lunes cuatro aviones de combate F-35B y dos bombarderos B-1B estadounidenses sobrevolaron la península coreana.

La agencia oficial de noticias china Xinhua informó de  que, además de intercambiar “opiniones sobre la situación actual en la península coreana”, Xi también expresó su solidaridad a Trump y al pueblo estadounidense por el azote de potentes huracanes a Estados Unidos en los últimos días.

Trump tiene previsto visitar China en noviembre, en su primera gira por Asia.

Loading...