Gerry Adams advierte de que salir de la UE «destruirá» el acuerdo de Viernes Santo

El presidente del republicano Sinn Féin, Gerry Adams, sostuvo hoy que si Irlanda del Norte se ve obligada a salir de la Unión Europea (UE) se “destruirá” el Acuerdo de Viernes Santo, que en 1998 puso fin al conflicto norirlandés.

“La intención del Gobierno británico de sacar a (Irlanda del) Norte de la UE, a pesar de que la gente allí quiere quedarse, es una acción hostil”, afirmó en una conferencia en Dublín el líder de la formación nacionalista, antiguo brazo político del ahora inactivo Ejército Republicano Irlandés, IRA.

“Eso destruirá el acuerdo de Viernes Santo”, resaltó Adams, para quien la intención de la primera ministra británica, Theresa May, de retirar al Reino Unido de la Convención Europea de Derechos Humanos “socava los elementos fundamentales relativos a los derechos humanos” del pacto de 1998.

Ante la perspectiva de que la ruptura del Reino Unido con el bloque comunitario implique nuevos controles fronterizos entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte, el nacionalista subrayó la importancia de evitar esa división.

“A medida que las terribles consecuencias económicas del ‘brexit’ (salida del Reino Unido de la UE) van tomando forma, se abre la oportunidad de promover una nueva Irlanda unida”, sostuvo el presidente del Sinn Féin.

La formación nacionalista cuenta con representación en las cámaras del Reino Unido, la República de Irlanda e Irlanda del norte, así como en el Parlamento Europeo.

En el referéndum sobre la salida de la UE del pasado 23 de junio, el 56 % de los norirlandeses optaron por permanecer en el bloque comunitario, por el 44 % que se pronunciaron a favor de la ruptura.

En el conjunto del Reino Unido, sin embargo, el “brexit” se impuso con el 51,9 % de los sufragios, frente al 48,1 %.

El pasado martes, la jefa del Gobierno británico detalló que su estrategia para abandonar la UE pasa por un “brexit duro”, que sacará al Reino Unido del mercado único europeo y de la unión aduanera.

Adams consideró que esa perspectiva ha “reforzado” los deseos de los norirlandeses de quedarse en la Unión Europea y defendió la necesidad de que la región británica tenga un “estatus especial” en sus relaciones con los 27 socios comunitarios restantes.

El presidente del Sinn Féin argumentó además que el Gobierno británico “no ha tenido en cuenta que los ciudadanos del Norte, bajo el acuerdo (de Viernes Santo), tienen derecho a la ciudadanía irlandesa, y por lo tanto a la de la Unión Europea”.

Tras la intervención de May esta semana, la ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, defendió asimismo la necesidad de que la región busque estrategias para continuar dentro del mercado único europeo.

Sturgeon señaló que el plan para el “brexit” diseñado por el Gobierno británico hace “más probable” que el Ejecutivo autónomo escocés promueva la celebración de un segundo referéndum sobre la independencia, tras haber perdido el que convocó en 2014.

Loading...