Inicio Internacional Hammond asegura que es “bastante probable” que la idea de un segundo...

Hammond asegura que es “bastante probable” que la idea de un segundo referéndum se vote en Westminster

Publicado 12/04/2019 16:43:19CET

WASHINGTON, 12 Abr. (Reuters/EP) –

El ministro de Finanzas de Reino Unido, Philip Hammond, ha asegurado este viernes que es “bastante probable” que “en algún momento” el Parlamento británico vote sobre la posibilidad de celebrar un segundo referéndum sobre el Brexit para superar el actual bloqueo.

“Es una propuesta que podría y, a todas luces, es muy probable que se lleve al Parlamento en algún momento”, ha dicho Hammond en declaraciones a la prensa desde Washington, donde participa en la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI).

No obstante, al mismo tiempo ha indicado que será difícil organizar una nueva consulta popular antes del 31 de octubre, la fecha límite para el Brexit que los Veintisiete dieron a la primera ministra británica, Theresa May, en la cumbre del pasado miércoles.

La idea de un segundo referéndum ha planeado desde que se desaró la crisis política en Reino Unido a cuenta del Brexit. May la ha rechazado firmemente, por considerar que sería traicionar el resultado de la votación del 23 de junio de 2016, en la que los británicos decidieron por una estrecha mayoría abandonar la Unión Europea.

Hammond ha aclarado que la posición de Downing Street no ha cambiado. “El Gobierno se opone a un referéndum confirmatorio y, por tanto, no lo apoyaríamos”, ha subrayado.

La Cámara de los Comunes ha rechazado hasta tres veces el acuerdo del Brexit negociado por Londres y Bruselas, lo que ha obligado a May a pedir ya dos prórrogas a la UE para evitar un divorcio caótico: del 29 de marzo al 12 de abril y ahora al 31 de octubre.

La ‘premier’ ha iniciado unas negociaciones con la principal fuerza opositora, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn, para intentar llegar a un acuerdo que permita superar la parálisis parlamentaria. Los laboristas se quejan de que el Ejecutivo no ha cedido en sus posiciones iniciales.

Algunos laboristas presionan a Corbyn para que ponga encima de la mesa de negociaciones la posibilidad de un segundo referéndum.