Ingresa en prisión la viuda del embajador de Grecia en Brasil, acusada de haber planeado su asesinato

Francoise Amiridis
Francoise Amiridis

La brasileña Françoise Amiridis, acusada de haber planeado el asesinato de su marido, el embajador de Grecia en Brasil, Kyariakos Amiridis, ha sido enviada este sábado a una prisión común de Río de Janeiro después de que la Justicia determinara su detención provisional por 30 días, ha informado la Policía.

La viuda, de 40 años y que estaba casada hacía 15 con el diplomático, con quien tiene una hija de diez años, ha sido ingresada en el Complejo Penitenciario de Bangú, el mayor de Río de Janeiro y que cuenta entre sus unidades con una cárcel femenina.

El embajador, cuyo cuerpo fue encontrado calcinado el pasado jueves en un suburbio de Río de Janeiro, fue víctima de un crimen pasional planeado por su esposa y ejecutado por el amante de esta, según los investigadores del caso. Tras dos días de recolección de pruebas y de interrogatorios a los acusados, que supuestamente terminaron confesando su participación en el crimen, la Policía Civil de Río de Janeiro reclamó la detención de tres personas a las que acusó del asesinato, incluyendo la viuda del embajador.

La Justicia también ha expedido una orden de detención provisional contra el policía Sergio Gomes, de 29 años, acusado de ser el autor material del homicidio y quien dijo ser amante de la esposa del diplomático desde hacía unos seis meses. Gomes ha sido enviado este sábado a un centro de reclusión especial para policías en Niteroi, ciudad en la región metropolitana de Río de Janeiro.

La tercera orden de arresto fue dictada contra Eduardo Moreira, primo del policía y quien confesó que ayudó a la pareja a deshacerse del cuerpo. De acuerdo con la Policía, el cómplice confesó que se reunió el domingo pasado con los dos autores del crimen para planearlo, que la esposa del embajador le prometió 80.000 reales (unos 24.200 dólares) por ayudarlos y que el lunes acudió a la residencia en que estaba alojado el diplomático para retirar el cuerpo. Moreira fue el único de los tres acusados que no fue enviado este sábado a prisión debido a que la Policía Civil quiere mantenerlo en la comisaría para que ayude a aclarar algunas dudas en la investigación.

La Policía confirmó el viernes que el cuerpo encontrado un día antes era el del diplomático, de 59 años. El crimen comenzó a ser investigado el jueves cuando la esposa del diplomático se presentó en una comisaría para denunciar la desaparición de su marido, a quien dijo haber visto por última vez en la noche del lunes. Ese mismo día las autoridades encontraron un cuerpo incinerado dentro del vehículo que Amiridis había alquilado en Nova Iguaçu, un municipio en el área metropolitana de Río de Janeiro en el que pasaba una temporada de vacaciones. El automóvil había sido incendiado debajo de un viaducto en la entrada de Nova Iguaçu. El hallazgo de manchas de sangre en un sofá encontrado en la vivienda que el diplomático compartía con su esposa y las imágenes de las cámaras de seguridad en el condominio de la residencia llevaron a la Policía a sospechar de un crimen pasional y a convocar para interrogatorio a los tres sospechosos.

Kyriakos Amiridis fue cónsul de Grecia en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 y había asumido el puesto de embajador en Brasilia a comienzos de 2016. Abogado de la Universidad de Aristóteles de Tesalónica, Amiridis comenzó su carrera diplomática en 1985 y fue también embajador griego en Libia entre 2012 y 2016

Loading...