Inicio Internacional Israel enfrenta críticas internas por situación en Gaza

Israel enfrenta críticas internas por situación en Gaza

Territorios Palestinos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se someterá este domingo a una operación por una hernia, casi seis meses después del inicio de la guerra contra Hamás en la Franja de Gaza, devastada por los constantes bombardeos de Israel, que golpearon un hospital, según la ONU.

En la noche de este domingo, miles de israelíes manifestaron en Jerusalén para pedir la renuncia de Netanyahu y la liberación de los rehenes israelíes cautivos en Gaza, cuando las negociaciones en busca de un acuerdo parecen bloqueadas.

El ministro de Justicia, Yariv Levin, que también tiene el cargo de viceprimer ministro, asumirá las funciones de Netanyahu durante la operación, que requiere de anestesia general, indicó el gobierno israelí.

El dirigente israelí, de 74 años, afronta crecientes presiones internas por su fracaso en conseguir la liberación de los rehenes que siguen retenidos en Gaza tras ser secuestrados por Hamás en el ataque del 7 de octubre.

Netanyahu autoriza una nueva ronda de negociaciones para una tregua en Gaza

Un cese el fuego debería permitir liberar a los rehenes e ingresar ayuda humanitaria al territorio, donde las organizaciones internacionales advierten del riesgo de hambruna que enfrentan 2.4 millones de gazatíes.

Las negociaciones entre Hamás e Israel, impulsadas por Catar, Egipto y Estados Unidos, debían reanudarse este domingo en El Cairo, según la cadena egipcia Al Qahera.

Los manifestantes sostienen carteles durante una protesta contra el gobierno israelí y para exigir la liberación segura de los rehenes retenidos por el movimiento palestino Hamas en la Franja de Gaza.

Un alto cargo de Hamás puso este domingo en duda la posibilidad de lograr avances en las conversaciones por las grandes diferencias entre ambos bandos.

“Dudo que haya avances en estas negociaciones porque las posiciones están demasiado alejadas”, afirmó a esta agencia bajo condición de anonimato.

Hamás aún no ha decidido si enviará una delegación a las conversaciones, aseguró el alto mando del movimiento islamista, que gobierna Gaza desde 2007.

Netanyahu acusó a Hamás de haber “endurecido sus posiciones”.

En el terreno, mientras tanto, continúan los bombardeos. Al menos 77 palestinos murieron la madrugada del domingo en Gaza, indicó el Ministerio de Salud. Los combates se concentran alrededor de los hospitales, la mayoría fuera de servicio, y donde según el ejército israelí se ocultan los combatientes islamistas.

Las fuerzas israelíes anunciaron haber matado a varios combatientes, incluido un dirigente del movimiento palestino, en una “operación” en el complejo hospitalario Al Shifa, en Ciudad de Gaza, el más grande del territorio.

Según Hamás, también hay tropas israelíes en el complejo hospitalario Naser, en la ciudad de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció que un bombardeo israelí en el hospital de Al Aqsa, en el centro de Gaza, dejó cuatro muertos y 17 heridos.

La ofensiva israelí lanzada sobre Gaza en respuesta al ataque de Hamás sobre su territorio el 7 de octubre ya ha dejado 32.782 muertos, según el Ministerio de Salud del territorio.

El ataque de Hamás dejó al menos 1.160 muertos, la mayoría civiles, según un recuento de esta agencia en base a datos israelíes.

Los combatientes del movimiento islamista también capturaron el 7 de octubre a unos 250 rehenes, de los cuales 130 siguen cautivos en Gaza, incluidos 34 que habrían fallecido, según las autoridades israelíes.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se someterá a una operación por una hernia.

Israel, que prometió “aniquilar” a Hamás, lanzó desde entonces una feroz operación militar en Gaza, donde la guerra obligó a la mayoría de la población a desplazarse, según la ONU.

Además de la ofensiva, Israel impuso un “asedio total” en este territorio palestino que impide la entrada de comida, alimentos, agua y combustible.

El sábado, una flotilla partió de Chipre rumbo a Gaza con 400 toneladas de ayuda humanitaria a través de un corredor marítimo abierto a mediados de marzo. Pero la ONU insiste en la necesidad de abrir más pasos terrestres.

Una primera tregua a finales de noviembre permitió el ingreso de varios convoyes de ayuda humanitaria a través del paso de Rafah, en la frontera con Egipto. Pero los insumos apenas entran con cuentagotas.

Alto al fuego en Gaza: ¿Qué implicaciones tiene solicitud del Consejo de Seguridad de ONU?

El cese el fuego también permitió la liberación de un centenar de rehenes a cambio de prisioneros palestinos encarcelados por Israel.

En este sentido, el papa Francisco reiteró este domingo en su mensaje de Pascua su llamado a la liberación de los rehenes y a un cese el fuego inmediato en Gaza, denunciando que “la guerra es siempre un absurdo y una derrota”.

En Gaza, un centenar de fieles rezó el sábado a la luz de las velas o de sus celulares, a falta de electricidad, antes de congregarse el domingo para celebrar la resurrección de Cristo.