Inicio Internacional Kim Jong Un dice que EEUU nunca podrá iniciar una guerra contra...

Kim Jong Un dice que EEUU nunca podrá iniciar una guerra contra Corea del Norte

Actualizado 01/01/2018 9:41:28 CET

Asegura que tiene un “botón nuclear” en su escritorio y que las armas nucleares norcoreanas pueden alcanzar cualquier punto de EEUU

SEÚL, 1 Ene. (Reuters/EP) –

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha afirmado este lunes que Washington nunca podrá iniciar una guerra contra su país ahora que ha desarrollado la capacidad de llegar a todo el territorio continental estadounidense con sus armas nucleares.

“Todo Estados Unidos está al alcance de nuestras armas nucleares y hay un botón nuclear siempre en mi escritorio. Esta es la realidad, no una amenaza”, ha señalado el líder norcoreano durante su discurso televisado por el día de Año Nuevo.

En este sentido, ha afirmado que utilizará armas nucleares sólo cuando su seguridad esté amenazada. “Este año nos vamos a centrar en la producción masiva de cabezas nucleares y misiles balísticos para un despliegue operacional. Estas armas sólo serán utilizadas si nuestra seguridad se ve amenazada”, ha afirmado.

Corea del Norte probó misiles intercontinentales y realizó su sexto y más poderoso ensayo nuclear el pasado mes de septiembre, desafiando las advertencias y sanciones internacionales, lo que hizo temer un nuevo conflicto en la península.

GESTO HACIA COREA DEL SUR

Por otra parte, el líder norcoreano ha afirmado que las dos Coreas “deben mejorar los lazos” y ha afirmado que “el camino para el diálogo está abierto”. De hecho, ha dicho estar considerando enviar una delegación a los juegos olímpicos de invierno que se celebrarán en Pyeongchang en Corea del Sur, el próximo mes de febrero.

“La participación de Corea del Norte en los Juegos de Invierno será una buena oportunidad para mostrar la unidad del pueblo y deseamos que sean un éxito. Oficiales de las dos Coreas deberían reunirse de forma urgente para discutir esa posibilidad”, ha apostillado.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, considera que la participación de Corea del Norte garantizaría la seguridad de los juegos, por lo que propuso el pasado mes a Seul y Washingtong que la primera suspenda las maniobras militares anunciadas hasta después de que se celebren.