Kuwait se ofrece a mediar en la crisis de Catar con siete países árabes

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin anunciaron ayer la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar por “apoyar a organizaciones terroristas”.

Noticias (1)

Kuwait se ha ofrecido a mediar en la crisis de Catar con otros siete países árabes que han roto sus relaciones diplomáticas con Doha en una conversación telefónica mantenida anoche entre ambos mandatarios.

El emir de Kuwait, jeque Sabah Ahmed al Sabah, le pidió a su homólogo catarí, Tamim bin Hamad al Zani, que “ejercite el autocontrol” y “se abstenga” de dar pasos que puedan empeorar la situación.

A raíz de esta llamada, Al Zani decidió “posponer” el discurso que había previsto ofrecer al pueblo catarí con motivo de la crisis diplomática para dar tiempo al emir para que haga “contactos con las partes del conflicto” y trate de “contenerla”, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores catarí.

Un alto funcionario del Ministerio de Exteriores de Kuwait, Ahmad Naser Mohamad al Sabah, afirmó que su país está esforzándose para lograr un “equilibrio” en la región para solucionar las divergencias mediante el “diálogo directo“, según una nota divulgada por Kuna.

Tras el estallido de la crisis diplomática, el ministro de Exteriores de Catar, Mohamed bin Abdelrahman al Zani, se reunió este lunes con su homólogo omaní, Yusef bin Alaui bin Abdalá.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin anunciaron ayer la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar y además, ordenaron el cierre de las fronteras terrestres y del espacio aéreo y marítimo a los medios de transporte cataríes.

Los cuatro países justificaron estas medidas por el supuesto apoyo de Doha a “organizaciones terroristas“, entre las que citaron el Estado Islámico y Al Qaeda.

Además, rompieron relaciones con Catar, el gobierno libia de Al Bayda, bajo el control del Parlamento de Tobruk y del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este de Libia; y el Gobierno reconocido internacionalmente del Yemen, del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

Kuwait se ofrece a mediar en la crisis de Catar con siete países árabes

        El Cairo, 6 jun (EFE).- Kuwait se ofreció a mediar en la crisis de Catar con otros siete países árabes que han roto sus relaciones diplomáticas con Doha en una conversación telefónica mantenida anoche entre los mandatarios kuwaití y catarí, informaron hoy fuentes oficiales.

        El emir de Kuwait, jeque Sabah Ahmed al Sabah, le pidió a su homólogo catarí, Tamim bin Hamad al Zani, que "ejercite el autocontrol" y "se abstenga" de dar pasos que puedan empeorar la situación, según un comunicado de la agencia oficial kuwaití, Kuna.

        A raíz de esta llamada, Al Zani decidió "posponer" el discurso que había previsto ofrecer al pueblo catarí con motivo de la crisis diplomática para dar tiempo al emir para que haga "contactos con las partes del conflicto" y trate de "contenerla", según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores catarí.

        El comunicado oficial subrayó que Kuwait jugó un "papel importante" en la última crisis diplomática entre Catar y sus vecinos del Golfo, en 2014.

        Un alto funcionario del Ministerio de Exteriores de Kuwait, Ahmad Naser Mohamad al Sabah, afirmó que su país está esforzándose para lograr un "equilibrio" en la región para solucionar las divergencias mediante el "diálogo directo", según una nota divulgada por Kuna.

        El emir de Kuwait recibió ayer un mensaje oral del rey saudí, Salman bin Abdelaziz, que fue transmitido a través de un consejero, según la fuente.

        Tras el estallido de la crisis diplomática, el ministro de Exteriores de Catar, Mohamed bin Abdelrahman al Zani, se reunió este lunes con su homólogo omaní, Yusef bin Alaui bin Abdalá.

        Omán, que no se ha sumado al boicot diplomático, también ha mediado en otras ocasiones en conflictos regionales, como por ejemplo, en la guerra del Yemen.

        Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin anunciaron ayer la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar y además, ordenaron el cierre de las fronteras terrestres y del espacio aéreo y marítimo a los medios de transporte cataríes.

        Los cuatro países justificaron estas medidas por el supuesto apoyo de Doha a "organizaciones terroristas", entre las que citaron a los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico y Al Qaeda.

        Además, rompieron relaciones con Catar, el gobierno libia de Al Bayda, bajo el control del Parlamento de Tobruk y del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este de Libia; y el Gobierno reconocido internacionalmente del Yemen, del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.
Loading...