La amenaza nuclear de Corea del Norte, en cinco gráficos

Actualizado 04/09/2017 16:55:25 CET

MADRID, 4 Sep. (Reuters/EP) –

El último ensayo nuclear protagonizado por el régimen de Corea del Norte el pasado fin de semana, que asegura que ha probado con éxito una bomba de hidrógeno, ha vuelto a hacer saltar las alarmas de la comunidad internacional.

Los terremotos provocados por los ensayos nucleares de Corea del Norte han ido aumentando paulatinamente de magnitud desde el primero que realizó en 2006, lo que pone de manifiesto que el régimen que lidera Kim Jong Un está aumentando la capacidad destructiva de su arsenal nuclear.

Repasamos en cinco gráficos la capacidad nuclear del régimen de Pyongyang:

FÁBRICAS

El desarrollo nuclear del país comenzó en la década de 1950 y su crecimiento desde entonces ha provocado que la preocupación de la comunidad internacional haya ido en aumento.

En este tiempo, Pyongyang ha desarrollado su capacidad de ciclo de combustible nuclear y tiene tanto programas de plutonio como de uranio enriquecido capaces de producir materiales para armas. En el corazón de su programa nuclear está el reactor nuclear de Yongbyon y una planta de reprocesamiento.

Gráfico: Reuters/EP

PRUEBAS NUCLEARES

La frecuencia de las pruebas con misiles y armas nucleares se han intensificado con la llegada al poder de Kim Jong-Un. El último ensayo nuclear de Corea del Norte, llevado a cabo el 3 de septiembre, supone el sexto y más potente ensayo nuclear realizado desde 2006 por el régimen que lidera Kim Jong Un en 2011.

El centro sismológico noruego Norsar calculó la potencia de la detonación en 120 kilotones. En comparación, la potencia de la bomba nuclear de Hiroshima en agosto de 1945 se estimó en 15 kilotones.

Gráfico: Reuters/EP

DETECTAR LAS PRUEBAS

Tanto los terremotos como las pruebas nucleares causan perturbaciones sísmicas que son rápidamente detectables por las agencias meterológicas e institutos científicos del resto del mundo. Sin embargo, estas perturbaciones tienen características muy diferentes.

Las ondas producidas por un terremoto y una prueba nuclear tienen patrones diferentes al ser captadas por un sismógrafo, lo que permite a los científicos distinguir entre ambos sucesos.

Gráfico: Reuters/EP

Los terremotos emiten dos tipos de ondas diferentes que viajan a través del interior de la tierra: ondas primarias (P) y secundarias (S). Mientras, los ensayos nucleares realizados hasta ahora sólo generan ondas primarias (P).

ARMAMENTO DE COREA DEL NORTE

El régimen de Corea del Norte ha asegurado que ha desarrollado una potente bomba de hidrógeno que podría ser incorporada a un misil balístico internacional, un paso más en la escalada de su programa nuclear.

Una bomba de hidrógeno puede tener una potencia explosiva de miles de kilotones, con mucha más capacidad destructiva que los entre diez y quince kilotones que habría tenido el último ensayo nuclear realizado por el régimen de Pyongyang en septiembre de 2016.

Gráfico: Reuters/EP

LANZAMIENTOS DE MISILES

Los últimos ensayos nucleares de Corea del Norte han ido acompañados de la amenaza por parte del régimen de montar su arsenal nuclear en misiles balísticos intercotinentales capaces de alcanzar amplias zonas del planeta.

El arsenal de Corea del Norte va desde proyectiles tipo Scud de fabricación rusa y un alcance que va de los 300 a los 1.000 kilómetros a misiles balísticos de largo alcance creados por el régimen en los últimos tiempos, que podrían llegar a alcanzar los 10.000 kilómetros.

Gráfico: Reuters/EP

En plenas tensiones con la comunidad internacional, Corea del Norte realizó en julio dos lanzamientos de misiles ‘Hwasong-14‘, con un alcance teórico de entre 9.000 y 10.000 kilómetros, y en agosto difundió imágenes de Kim Jong Un junto a planos de un cohete que, de llegar a término, se convertiría en el misil más potente que cualquiera de los proyectiles que ha probado en los últimos meses.

Expertos armamentísticos consultados por la agencia Reuters han asegurado que se trata de una tecnología inédita para el régimen norcoreano, con capacidad para alcanzar la zona continental de Estados Unidos y llegar incluso a la costa este. Sin embargo, no hay muestras de que el país asiático cuente ya con dicha tecnología.

Loading...