Inicio Internacional La Policía se enfrenta a los manifestantes en la cuarta noche de...

La Policía se enfrenta a los manifestantes en la cuarta noche de protestas en Túnez

Publicado 10/01/2018 21:46:14CET

TÚNEZ, 10 Ene. (Reuters/EP) –

La Policía de Túnez se ha enfrentado este miércoles a los manifestantes en la capital y otras cuatro ciudades, según han contado varios testigos a Reuters, en la cuarta noche de protestas por la mala situación económica en la nación magrebí.

Los agentes han usado gas lacrimógeno para dispersar a las manifestaciones en la ciudad de Túnez y en Teburba, una pequeña localidad ubicada a las afueras de la capital donde un hombre murió el lunes por la noche en las primeras protestas.

Desde el pasado lunes se han registrado manifestaciones en las principales ciudades de Túnez para protestar contra la subida de los precios y el desempleo. Unas 300 personas salieron a las calles de Sidi Bouzid, origen de la Primavera Árabe de 2010.

En estos días las protestas se han multiplicado y en algunos casos se han tornado violentas. Una escuela judía ha sido atacada este miércoles con cócteles molotov en la isla de Yerba, donde se encuentra el templo judío más antiguo de África, la sinagoga El Ghriba.

Más de 200 personas han sido detenidas en tan solo tres días, incluidos algunos islamistas, y unos 50 policías han resultado heridos, de acuerdo con datos del Ministerio de Interior. El Ejército se desplegó el martes en algunas zonas para contener la ola de violencia.

El primer ministro, Yusef Chahed, ha anunciado este miércoles una investigación sobre los disturbios. “Lo que ha ocurrido es una violencia que no podemos aceptar. El Estado se mantendrá firme”, ha dicho en un vídeo difundido por la prensa tunecina que muestra al jefe de Gobierno visitando las localidades sacudidas por las protestas.

Sin embargo, ha subrayado la diferencia entre “delincuentes” y “la gente joven que ha perdido la esperanza generada por la Revolución” de 2010. Así, también ha prometido que “el Estado trabajará para recuperar la confianza de los ciudadanos mediante mecanismos de diálogo”, de acuerdo con la agencia de noticias TAP.

En este contexto, los partidos de la oposición han pedido al Gobierno que reconsidere la ley de presupuestos generales para 2018, que contiene recortes, y el principal sindicato de Túnez, la poderosa UGTT, le ha recomendado que suba el salario mínimo y apruebe ayuda para las familias más pobres.

Chahed ha asegurado que las decisiones adoptadas por el Gobierno pretenden “mejorar las condiciones sociales y económicas” en el país.