Inicio Internacional Las dos ‘cajas negras’ del Boeing 737 MAX siniestrado en Etiopía llegan...

Las dos ‘cajas negras’ del Boeing 737 MAX siniestrado en Etiopía llegan a París para ser analizadas por la BEA

Publicado 14/03/2019 10:27:44CET

PARÍS/ADÍS ABEBA, 14 Mar. (Reuters/EP) –

Las dos ‘cajas negras’ del avión Boeing 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines que se estrelló el domingo minutos después de despegar de Adís Abeba, acabando con la vida de 157 personas, están ya en París y pasarán en las próximas horas a estar bajo custodia de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA, por sus siglas en francés), el organismo encargado de las investigaciones aeronáuticas en este país.

Un portavoz de la BEA ha confirmado que la agencia recibirá este jueves el Registrador Digital de Datos de Vuelo (DFDR) y la Grabadora de Voces en Cabina (CVR), las dos ‘cajas negras’ con información sobre lo sucedido en los últimos minutos del vuelo ET302.

Los datos que aporten estas dos ‘cajas negras’ serán fundamentales para saber qué llevó al avión Boeing 737 MAX 8 a estrellarse el domingo minutos después de haber despegado del aeropuerto internacional de Adís Abeba, con 157 personas a bordo y con destino a Nairobi.

Tras el accidente, decenas de países y aerolíneas han decidido suspender los vuelos con el modelo Boeing 737 MAX 8 como medida de precaución a la espera de saber qué ha sucedido con la aeronave siniestrada en Etiopía. La Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) decidió sumarse a la restricción de vuelos este miércoles para todo el territorio estadounidense. El fabricante de la aeronave, Boeing, mantiene que su modelo de avión es seguro aunque ha apoyado la medida adoptada por la FAA.

Este jueves por la mañana, familires de los pasajeros del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines han acudido al lugar del siniestro áereo del domingo, situado a unos 60 kilómetros de Adís Abeba. “Hemos visto donde murieron y hemos tocado la tierra”, ha dicho Sultan al Mutairi, un hombre llegado desde Riad (Arabia Saudí) para recuperar los restos de su hermano, Saad, que dirigía una agencia de contratación y que murió en el siniestro aéreo.

Los expertos creen que podría llevar semanas e incluso meses completar el proceso de identificación de las 157 víctimas mortales del vuelo ET302 porque los restos están fragmentados y carbonizados como como consecuencia del impacto del avión contra el terreno.

La frustración hace mella entre los familiares de las víctimas del accidente que permanecen en Adís Abeba. Este jueves por la mañana, algunos han pedido a la aerolínea Ethiopian Airlines una mayor transparencia.