Londres podrá seguir en el mercado único hasta 2020, respetando las normas y sin voto

19

Londres podrá seguir en el mercado único hasta 2020, respetando las normas y sin voto

La UE concederá al Reino Unido un período de transición de 21 meses tras la salida para que se pueda adaptar al brexit. Será desde el 30 de marzo del año que viene hasta el 31 de diciembre de 2020.

Noticias (4)

La Unión Europea ha pactado este lunes las directrices para que la Comisión Europea negocie en su nombre con el Reino Unido un periodo de transición para adaptarse al brexit, una fase que podrá alargarse hasta el 31 de diciembre de 2020 y en la que el bloque ofrece a Reino Unido mantener el ‘status quo’ pero sin voto ni presencia en las instituciones comunitarias.

El acuerdo ha llegado en una reunión de ministros de Asuntos Generales de la UE en Bruselas, en la que los 27 han dado luz verde al documento en apenas “dos minutos”, según ha revelado a través de Twitter la ‘número dos’ del equipo negociador europeo, Sabine Weyand.

“Una transición con ‘status quo’ sin representación institucional, que durará desde el Brexit (30 de marzo de 2019) hasta el 31 de diciembre de 2020”, ha escrito Weyand. Se trata de un periodo “claramente definido y limitado con precisión”, han escrito los 27 en las orientaciones.

Las claves de la oferta europea implica que Reino Unido siga aplicando todo el acervo comunitario durante esa fase, lo que incluye asumir el cumplimiento de las nuevas leyes que puedan adoptarse entre tanto. Por contra, Reino Unido dejará de tener representación institucional en el Consejo, Comisión Europea y Parlamento europeo y sólo se establecerá un canal de “consultas” para casos específicos que puedan afectar a los británicos. Además, será parte del mercado único —y respetar sus cuatro libertades— además de seguir participando en todos los acuerdos comerciales e internacionales que la UE tiene con terceros países, aunque no se beneficiará de todas las ventajas que ello implica.

Un portavoz del Gobierno de Theresa May ha celebrado el acuerdo del bloque porque los términos que plantea para el periodo de transición están bien alineados con la posición británica (que había pedido dos años), aunque hay también divergencias por resolver.

Para el periodo de transición ambas partes tendrán que haber decidido los tres principales puntos de desacuerdo: derechos de los europeos en el Reino Unido, la factura del divorcio y la frontera en Irlanda.