Los 10 acontecimientos en la escena internacional en 2017

Actualizado 30/12/2017 8:46:47 CET

MADRID, 30 Dic. (EDIZIONES) –

El año 2017 ha vuelto a estar marcado en gran medida por el terror sembrado por Estado Islámico pero también por la intensificación de la tensión en la península de Corea, donde se teme que pueda estallar una nueva guerra, por la histórica condena contra el ‘carnicero de Bosnia’ Ratko Mladic y la muerte a manos de los huthis del expresidente Alí Abdulá Salé, entre otros.

A continuación repasamos los diez grandes acontecimientos que han marcado la escena internacional en el último año:

1. JAMÉ ABADONA EL PODER EN GAMBIA

El año comenzó con la salida de un dirigente histórico del poder en África. Yahya Jamé, que inicialmente y para sorpresa de todos concedió su derrota en las elecciones de diciembre de 2016 frente al opositor Adama Barrow, optó después por aferrarse al cargo alegando unas supuestas irregularidades.

La marcha atrás del veterano presidente, en el poder desde hacía 22 años, provocó la reacción de los gambianos así como de la comunidad internacional. Tras la mediación de los presidentes de Guinea y Mauritania y ante la amenaza de invasión del país por parte de tropas de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) si no entregaba el poder a Barrow, Jamé finalmente claudicó el 21 de enero y partió hacia el exilio en Guinea Ecuatorial.

2. KIM JONG UN MANTIENE SU PULSO NUCLEAR

El líder norcoreano, Kim Jong Un, está decidido a dotar a su país de armamento nuclear, aparentemente a cualquier precio, según se desprende de su actitud retadora del último año, de la que no ha depuesto pese a las continuadas amenazas por parte del nuevo inquilino en la Casa Blanca, Donald Trump, que ha llegado a bautizarle “hombre cohete” ni a las sanciones en contra de su país.

A lo largo de este año, Pyongyang ha llevado a cabo varios ensayos de misiles. En febrero, provó por primera vez un misil de medio alcance, que estalló sobre el mar de Japón, pero tras ello ha conseguido probar entre otros su primer misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) a finales de julio y el primero que sobrevoló territorio de Japón en agosto.

El último ensayo de misiles hasta la fecha se produjo el pasado 29 de noviembre y se trató de un ‘Hwasong 15’, que los expertos creen que tendría un radio de alcance de hasta 13.000 kilómetros, lo que dejaría a todo Estados Unidos bajo amenaza. Además, Kim Jong Un llevó a cabo en septiembre el sexto ensayo nuclear desde 2006, el más potente hasta la fecha y que provocó un terremoto de 6,3 de magnitud.

Ante esta escalada, los cruces de acusaciones y amenazas entre Kim y Trump han ido in crescendo, haciendo que la perspectiva de una guerra en la península sea una posibilidad real cuyas consecuencias resultan difíciles de prever y que tanto al presidente estadounidense como al dirigente norcoreano les interesa evitar por el bien de sus respectivos países, sobre todo en el caso de Corea del Norte, uno de los más pobres del mundo.

3. LA HAMBRUNA GOLPEA A SUDÁN DEL SUR

En febrero, las autoridades de Sudán del Sur y la ONU declaraban la hambruna en dos condados del país y alertaban del riesgo de que esta se extendiera a otras partes, teniendo en cuenta la grave crisis humanitaria que atraviesa el país debido al conflicto que comenzó en diciembre de 2013. La rápida intervención de la comunidad humanitaria permitió evitar un mal mayor, dándose por superada la hambruna el 21 de junio.

No obstante, las ONG han advertido del riesgo de que ésta se repita en 2018, teniendo en cuenta que habrá 5,1 millones en situación de inseguridad alimentaria a principios de año y que el conflicto, que ha dejado ya 2,1 millones de refugiados y 1,9 millones de desplazados internos, continúa.

El año termina con un alto el fuego acordado por las fuerzas leales al presidente Salva Kiir y las que apoyan a su exvicepresidente Riek Machar, si bien ambas partes ya se han acusado de haberlo violado. Además, el conflicto, con un marcado carácter étnico ya que enfrenta a los dinkas a los que pertenece Kiir con los nuer a los que pertenece Machar, se ha complicado con la emergencia de otros grupos armados en los últimos tiempos.

4. ESTADO ISLÁMICO PIERDE SU ‘CALIFATO’

El grupo terrorista que lidera Abu Bakr al Baghdadi ha perdido la práctica totalidad del vasto territorio que llegó a dominar entre Irak y Siria y sobre el que declaró en junio de 2014 su ‘califato’. A la pérdida de Mosul, segunda ciudad de Irak, el 10 de julio a manos de las fuerzas iraquíes apoyadas por la coalición internacional, los peshmerga kurdos y milicias respaldadas por Irán tras meses de campaña militar, siguió la caída de su ‘capital’, Raqqa, en este caso en el marco de una ofensiva de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por las milicias kurdas sirias y respaldadas por Estados Unidos, el 17 de octubre.

Confinado a unos pocos reductos en el desierto entre los dos países, la coalición internacional estima que Estado Islámico contaría en la actualidad tan solo con menos de 1.000 combatientes. Sin embargo, como se han encargado de alertar todos los expertos en yihadismo, Estado Islámico está ‘tocado pero no hundido’. El grupo terrorista ya ha comenzado su evolución a una guerra de guerrillas, como la que llevó a cabo su predecesora Al Qaeda en Irak durante unos años.

Además, la derrota militar en Irak y Siria hace prever el retorno de los numerosos combatientes extranjeros, incluidos decenas de europeos, que acudieron a combatir en sus filas. Su regreso a sus países de origen supone un quebradero de cabeza para los servicios de Inteligencia, que temen que puedan llevar a cabo atentados.

Ya durante este año terroristas que eran miembros del grupo o que le juraron lealtad han protagonizado numerosos atentados fuera de Irak y Siria, como los registrados en Londres y Mánchester, el de agosto en Barcelona o el de Estambul en la primeras horas del año. Pero Estado Islámico también ha golpeado con creciente violencia en Afganistán, Egipto o Nigeria a través de sus filiales en estos países.

5. VENEZUELA

La crisis en Venezuela ha empeorado en el último año, aunque parecía imposible. El diálogo entre el Gobierno y la oposición estalló con el arranque de 2017 y los manifestantes tomaron nuevamente las calles durante cuatro meses en los que más de cien personas murieron y miles fueron detenidas por la dura represión ejercida por militares y policías.

Nicolás Maduro convocó una Asamblea Constituyente argumentando que era la única forma de parar la violencia. La nueva institución surgió de unas elecciones celebradas el 30 de julio en las que, según la empresa organizadora, se manipuló “al menos un millón de votos”. Pese a las denuncias de fraude, se instaló integrada solamente por diputados ‘chavistas’ y absorbió el resto de poderes del Estado, a excepción del Ejecutivo.

Entretanto, la brecha en la Mesa de Unidad Democrática ha seguido aumentando. La coalición opositora ha acudido dividida a los comicios locales y regionales –que ha ganado el gobernante PSUV– y no hay consenso en torno al diálogo que reanudó el 1 de diciembre en República Dominicana con el Gobierno para facilitar las elecciones presidenciales del próximo año.

Una de las principales reivindicaciones es la liberación de los presos políticos. El ex alcalde caraqueño Antonio Ledezma se fugó tras cumplir mil días de arresto domiciliario para emprender una gira internacional que le ha llevado hasta España. Otros 80 serán liberados por mandato de la Asamblea Constituyente. Leopoldo López, por su parte, ha sido puesto bajo arresto domiciliario por razones humanitarias.

6. XI JINPING

El presidente chino ha logrado en 2017 situarse entre los grandes líderes de la historia moderna del gigante asiático gracias a la estrategia consumada en el último Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), celebrado entre el 18 y el 24 de octubre.

Xi aprovechó la cita, que se celebra cada cinco años, para esbozar el plan con el que espera convertir a China en “una potencia socialista moderna” hacia 2050 y logró que los más de 2.000 delegados del PCCh aprobaran una reforma de los estatutos para incluir la ya bautizada como ideología Xi, algo que hasta ahora solo habían obrado destacados dirigentes como Mao Tse Tung.

7. MOGADISCIO, ESCENARIO DEL MAYOR ATENTADO TERRORISTA DESDE EL 11-S

El 14 de octubre un camión bomba estalló junto a un concurrido hotel, en la intersección K5 de la capital somalí. El que podría haber sido un atentado más de los que Mogadiscio sufre a manos del grupo terrorista Al Shabaab, se convirtió en el más cruento registrado desde los atentados del 11-S en Estados Unidos, con 512 muertos. ¿El motivo? Los explosivos estallaron junto a un camión cisterna, lo que provocó una ola de fuego y una onda expansiva que dejó una escena dantesca de destrucción en el concurrido lugar.

Aunque Al Shabaab, quizá por lo despiadado del atentado y el elevado número de víctimas, no ha reclamado la autoría, el Gobierno somalí tiene claro que lleva su impronta. De nada sirvió la amnistía ofrecida por el nuevo presidente del país, Mohamed Abullahi ‘Farmajo’, quien declaró el estado de guerra en el país y dio a los milicianos 60 días para rendirse.

El grupo yihadista, leal a Al Qaeda, sigue estando muy activo y según el Africa Center for Strategic Studies, fue el responsable de más de la mitad de los actos de grupos islamistas en África en los primeros nueve meses del año.

8. RATKO MLADIC, ‘EL CARNICERO DE BOSNIA’, CONDENADO

El general Ratko Mladic, el jefe de las fuerzas militares serbobosnias durante la última guerra de Bosnia i Herzegovina (1992-1995), tendrá que cumplir cadena perpetua por todos los crímenes de guerra que ordenó y cometió.

El 22 de noviembre, el Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia (TPIY) condenó a la pena máxima al conocido como ‘carnicero de Bosnia’, el hombre que lideró el genocidio de Srebrenica, una matanza en la que los militares serbobosnios ejecutaron a más de 8.000 varones musulmanes bosnios en los primeros días de julio de 1995 en un pequeño enclave del este del país balcánico.

Mladic no ha mostrado arrepentimiento ni ha pedido perdón a las víctimas de sus crímenes en la guerra de Bosnia. El general intentó sin éxito parar la lectura del veredicto en su contra en el TPIY, que le declaró culpable por el genocidio de Srebrenica y por nueve cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad, incluido el asedio de Sarajevo.

9. ALÍ ABDULÁ SALÉ, ASESINADO POR LOS ‘HUTHIS’ TRAS ROMPER SU ALIANZA

El expresidente yemení era un superviviente pero su última apuesta política le costó la vida. Tras gobernar con puño de hierro Yemen durante 33 años, las protestas en su contra durante la ‘Primavera árabe’ terminaron forzando su salida del poder en 2012 y que cediera las riendas del país a su vicepresidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi.

Sin embargo, su renuncia no supuso su desaparición de la escena yemení. Salé siguió al frente del Congreso General del Pueblo (GPC), su todopoderoso partido, y mantuvo la red de influencias e intereses forjada durante décadas por él y su familia. En 2014 vio la oportunidad de volver a escena y se alió con quienes habían sido hasta hacía poco sus enemigos: los huthis.

Gracias al apoyo de la parte del Ejército que aún le era leal, los rebeldes huthis, que pertenecen a la rama zaidí del chiísmo y cuentan con respaldo de Irán, tomaron Saná en septiembre de 2014 y terminaron empujando al exilio a Hadi. En marzo de 2015, una coalición liderada por Arabia Saudí entró en escena contra los huthis y Salé. Pero, en contra de lo esperado, la balanza no se ha inclinado aún del todo de su lado.

Las tensiones entre Salé y los huthis estallaron en agosto y fueron en aumento desde entonces. Finalmente, en una nueva demostración de su capacidad de amoldarse, Salé anunció a principios de diciembre que rompía su alianza. El gesto le salió caro: el 4 de diciembre, milicianos huthis interceptaron su coche cuando abandonaba Saná y le mataron. Su muerte abre un nuevo capítulo en la guerra en Yemen, de resultado aún incierto.

10. TRUMP RECONOCE JERUSALÉN COMO CAPITAL DE ISRAEL

El 6 de diciembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumplió una de sus promesas de campaña más polémicas en materia internacional: reconoció Jerusalén como capital de Israel y anunció el futuro traslado de la Embajada norteamericana a la Ciudad Santa.

Al margen de Israel, apenas un puñado de países apoyaron a Trump, que intentó defender su iniciativa desmarcándola de futuras negociaciones de paz. Sin embargo, la mayoría de la comunidad internacional y la propia ONU le recordó al presidente de Estados Unidos que es precisamente en dicho diálogo donde debe decidirse cualquier cambios sobre el estatus de Jerusalén.

Miles de personas salieron a las calles de Cisjordania y la Franja de Gaza para reivindicar que Jerusalén Este debería ser la capital del futuro Estado palestino, mientras que las facciones más radicales incluso llamaron abiertamente a una Tercera Intifada que no terminó de fraguarse. Más de una decena de manifestantes perdieron la vida.

Loading...