Los arrestos de inmigrantes crecen un 40 por ciento desde la llegada de Trump a la Casa Blanca

Publicado 05/12/2017 21:08:22CET

WASHINGTON, 5 Dic. (EUROPA PRESS) –

Las fuerzas de seguridad de Estados Unidos arrestaron a más de 143.000 inmigrantes durante el último ejercicio fiscal –hasta el 30 de septiembre de 2017– y fueron especialmente activas desde que el magnate Donald Trump llegó a la Casa Blanca, ya que desde entonces el número de detenciones se ha disparado un 40 por ciento.

Así figura en las estadísticas publicadas este martes por el Departamento de Seguridad Nacional, según las cuales el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) realizó 310.531 interceptaciones en las distintas fronteras del país. La mayoría de ellas –más de 303.000– corresponden a los límites con México.

El Gobierno ha confirmado también 143.470 detenciones, de las cuales 110.568 corresponden al periodo transcurrido desde el 20 de enero, fecha en la que Trump tomó posesión del cargo. Si se compara con los mismos meses del ejercicio precedente, el incremento del número de arrestos alcanza el 40 por ciento.

Durante este tiempo, también se han registrado un 37 por ciento más de deportaciones de inmigrantes detenidos, si bien el número de expulsiones en términos globales y durante todo el ejercicio 2016-2017 ha caído un 6 por ciento. El Departamento de Seguridad Nacional atribuye este descenso a que menos personas intentaron entrar en Estados Unidos de forma ilegal, en concreto un 23,6 por ciento menos.

Para la secretaria de Seguridad Nacional en funciones, Elaine Duke, las cifras demuestran “los buenos resultados del compromiso del presidente de apoyar a los agentes en primera línea y a los agentes del Departamento cuando aplican la ley y aseguran las fronteras”.

“Tenemos la obligación de mantener la integridad de nuestro sistema migratorio, pero debemos hacer más para reforzar y cubrir los vacíos con el objetivo de proteger al trabajador estadounidense, nuestra economía y nuestras comunidades”, ha destacado.

Trump prometió mano dura con la inmigración irregular durante la campaña y después de llegar a la Casa Blanca. Su Gobierno ha utilizado las cifras divulgadas este martes para reiterar la necesidad de que haya “una barrera física” en la frontera con México, en alusión al famoso muro reclamado por el presidente.

Loading...