May propone una transición de dos años tras la culminación del ‘Brexit’

Durante ese periodo el Reino Unido seguiría contribuyendo a los presupuestos de la Unión Europea y sometido a su normativa.

Noticias (4)

Vídeos (1)

La primera ministra británica, Theresa May, ha propuesto un periodo de dos años de transición a partir de la culminación de la salida de Reino Unido de la Unión Europea – el llamado ‘Brexit’ -a partir de marzo de 2019, durante el que el país seguiría sometido a la normativa de la Unión Europea.

“La duración de este periodo estaría simplemente determinada por el tiempo que tardáramos en poner en práctica los nuevos procesos y sistemas”, ha declarado la primera ministra durante una comparecencia en la ciudad italiana de Florencia.

Entre estos “nuevos sistemas” se encontraría una nueva política migratoria cuya adopción “va a tardar su tiempo”, durante el cual la gente podrá seguir viviendo y trabajando en Reino Unido, tras un proceso de registro previo.

Este periodo añadido supone una concesión inevitable de May, dado que varios elementos de su Gobierno habían pedido tiempo para adaptarse a la nueva realidad fuera de la UE, por no mencionar que las bases negociadoras del Consejo Europeo dejaban claro que Reino Unido solo podría acceder al mercado único tras un plazo de tiempo post-Brexit en el que Reino Unido debería seguir sometido a las reglas de la UE.

Esta ordenanza del Consejo está estrechamente vinculada a las aportaciones presupuestarias de Reino Unido a Bruselas, cuya cantidad final es un punto de fricción entre Londres y la UE. Las estimaciones más moderadas fijan la aportación de Reino Unido en torno a los 22.000 millones de euros, pero las más aceptadas estipulan una cantidad aproximada de 50.000 millones.

En este sentido, May ha confirmado además que su país seguirá contribuyendo al presupuesto de la Unión Europea como mínimo hasta al año siguiente de su fecha prevista de salida del bloque (marzo de 2019), aunque no descarta seguir aportando más allá de 2020.

Loading...