Inicio Internacional Medios oficiales de Líbano informan de un ataque contra un vehículo de...

Medios oficiales de Líbano informan de un ataque contra un vehículo de la FINUL en el sur del país

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La agencia nacional de noticias de Líbano, NNA, ha informado este sábado de un posible ataque contra un vehículo de la misión de Naciones Unidas en el país, la FINUL, que habría dejado al menos tres efectivos y un traductor civil heridos.

De acuerdo con la NNA, el incidente ha tenido lugar cerca de la localidad de Rmeish, en el sur de Líbano, cuando un vehículo del Organismo de Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua (UNTSO), matriz de la FINUL, resultó alcanzado por el impacto de un proyectil cuando circulaba a pocos kilómetros de la frontera con Israel en torno a las 10.15 de la mañana, hora local (una hora menos en España).

«Como resultado, tres oficiales y un traductor civil resultaron heridos. Hay una persona herida en estado crítico y todos han sido evacuados en un helicóptero de la FINUL», según la NNA.

La información del medio apunta a un avión no tripulado del Ejército israelí como ejecutor del ataque mientras que las Fuerzas de Defensa de Israel han rechazado toda implicación en lo ocurrido. «En contra de lo que se está informando, las FDI no han atacado ningún vehículo de la FINUL en la zona de Rmish esta mañana», han asegurado en su cuenta de la red social X, antes Twitter.

La FINUL, que todavía no se ha pronunciado sobre este incidente, avisaba hace solo dos días de una «escalada de violencia» a lo largo de la llamada Línea Azul, la demarcación entre Líbano e Israel establecida por la ONU hace ya casi un cuarto de siglo, y escenario ahora de constantes cruces de artillería entre Israel y las milicias del partido chií libanés Hezbolá prácticamente desde el estallido de la guerra de Gaza.

«Esta escalada ha causado un elevado número de muertes entre los civiles y destruido hogares y modos de vida», apuntaba la FINUL este pasado jueves antes de instar a todas las partes a que «depongan las armas y comiencen el proceso hacia una solución política y diplomática sostenible».